MI NADA RELEVANTE OPINIÓN SOBRE EL ABORTO

Normalmente me gusta dar mi opinión respecto a los temas de relevancia en el acontecer actual, siempre y cuando sepa algo o me tome la molestia de investigar un poco. Cuando se presenta un tópico del cual no tengo conocimiento, prefiero quedarme callado y aprender de la postura de otros, leer o preguntar, al menos para estar enterado.

El aborto, y todo lo acontecido últimamente en cuanto a ello, no es la excepción. Sin embargo me cuesta trabajo entender la profundidad del asunto porque: a) No soy mujer, b) No tengo idea de lo que significa la maternidad y c) Nunca voy a experimentar lo que es el embarazo en carne propia.

Tal vez estos serían motivos suficientes para limitarme y no tocar el tema, pero creo que puedo aportar algo pequeño y, como menciona el título, nada relevante a la cuestión. En pocas palabras, ser empático. Así que, sin afán de ser experto ni mucho menos, ahí les van mis percepciones:

 

1- Lo primero que me gustaría aclarar es que la discusión en torno a la legalización del aborto no tiene que ver con el aspecto moral del acto. O sea, no se está discutiendo si es bueno o malo, sino si debería de ser legal o no.

2- No se discute la cuestión moral porque la mujer que decida abortar lo hará, te guste o no, te parezca o no, entiendas el contexto o no. Una vez aclarado esto (que la mujer va a abortar y no puedes ni debes impedirlo, porque es su decisión y no la tuya), procedemos a lo que sí está en discusión, si la mujer va a abortar ilegal o legalmente.

3- Como la mujer ya decidió abortar, si procede a hacerlo de manera ilegal pone en riesgo su vida. En cambio, si el aborto fuera legal, disminuye en gran medida esta tendencia. Lo cual garantiza en cierta forma que muchas mujeres no mueran en el acto. (Por cierto, si piensas que esas mujeres merecen morir por ello, dude, estás muy mal, neta ve a terapia o algo y por favor mantente alejado de las mujeres. Gracias).

4- “¡Que sobrevivan los dos!”, “¡deberían de garantizar la vida de la madre y el hijo!” Ya te dije que no estamos discutiendo eso aquí.

5-Ejemplo burdo pero que puede dar claridad: la legalización de la marihuana. Podríamos alegar que es mejor legalizarla para disminuir o erradicar los conflictos que ocasiona el narco gracias a su venta. Lo mismo con la legalización del aborto, evitar víctimas debido a la clandestinidad.

6- A la mujer que decida interrumpir su embarazo le vale madre tu opinión, la mía o la de la Iglesia, y tiene razón, no tendría por qué tomarla en cuenta.

7- No me parece mal que la Iglesia tenga una postura o exprese una opinión respecto al aborto, pero porfa, chequen primero y realicen una seria investigación en cuanto a los más de 300 casos de pederastia publicados recientemente; luchen porque se aplique la ley a los culpables y manifiéstense en contra de esto antes de meterse en otros temas en los cuales no tienen injerencia directa porque, pues, no gobiernan. Ya saben, quitarse la viga del ojo propio antes que la paja del ajeno.

8- Celebrar su no legalización es lo mismo que estar alegre porque miles de mujeres continuarán muriendo debido al aborto clandestino. Sí, estás celebrando la muerte.

9- Es una mamada pensar que legalizar el aborto provocará que todas las mujeres dejen de cuidarse y usar anticonceptivos que porque (léase con voz de tía): “ se les va a hacer rete sencillo ir a abortar felices de la vida malditas desgraciadas”. 

10- Créeme, a ninguna mujer debe de parecerle placentero abortar. Es la última medida en ciertos casos, lo cual lleva al siguiente punto…

11- Hay que ser empáticos y entender los diferentes contextos. Es muy fácil decir que alguien no debería de abortar desde el sofá de tu sala sin ningún tipo de precariedad económica, sexual o familiar. Y dudo mucho que tú te vayas a hacer cargo de todos esos niños y niñas. Por lo que antes de opinar sería bueno tratar de ubicar el contexto.

12- Es verdad, hay alternativas como la adopción, pero habría que asegurarnos de que todos y cada uno de los lugares que reciben niños y niñas sean seguros, adecuados, preparados y que cuenten con los elementos necesarios para garantizar una vida digna. Lamentablemente esta no es la realidad. Y de nuevo, Iglesia, si no te parece que las parejas homoparentales adopten pues no mames, convierte al Vaticano en un mega orfanato 5 estrellas… bueno, mejor no.

 

Estas son opiniones meramente personales. Como en cada uno de mis escritos, no pretendo tener la razón, de hecho no la tengo. Por ello, y para aportar datos concretos a la discusión, aquí adjunto una serie de estadísticas (2018) de la OMS en cuanto a la prevención del aborto peligroso:

 

Datos y cifras:

-Entre 2010 y 2014 hubo en el mundo un promedio anual de 56 millones de abortos provocados (en condiciones de seguridad o sin ellas).

-Hubo 35 abortos provocados por cada 1000 mujeres de entre 15 y 44 años de edad.

-Un 25% de los embarazos acabaron en aborto provocado.

-La tasa de abortos fue mayor en las regiones en desarrollo que en las desarrolladas.

-Según los cálculos, cada año hubo en el mundo unos 25 millones de abortos sin condiciones de seguridad, casi todos ellos en países en desarrollo (1).

-De ellos, 8 millones fueron practicados en las condiciones que menos seguridad ofrecen, o condiciones peligrosas.

-En Asia se concentraron más de la mitad del total estimado de abortos sin condiciones de seguridad que hubo en el mundo.

-3 de cada 4 abortos practicados en África y América Latina discurrieron sin condiciones de seguridad.

-El riesgo más elevado de morir a consecuencia de un aborto sin condiciones de seguridad se situaba en África.

-Entre un 4,7% y un 13,2% de la mortalidad materna anual puede atribuirse a un aborto sin condiciones de seguridad (2).

-En los países en desarrollo, cada año hay alrededor de 7 millones de mujeres que son hospitalizadas a consecuencia de un aborto sin condiciones de seguridad (3).

-Se calcula que el costo anual del tratamiento de las principales complicaciones resultantes de un aborto sin condiciones de seguridad asciende a $553 millones4.

-Los abortos seguros deben ser practicados o secundados por una persona debidamente formada que aplique métodos recomendados por la OMS acordes con el tiempo de embarazo de la paciente.

-Es posible prevenir casi todos los casos de muerte o discapacidad a consecuencia de un aborto mediante la educación sexual, el uso de métodos anticonceptivos eficaces, la práctica de abortos provocados legales y seguros y la atención a tiempo de las complicaciones.

 

En conclusión, los abortos clandestinos cobran miles de vidas, y no, las mujeres en estas circunstancias no tienen la culpa. La tenemos todos y todas cuando nos negamos a hablar de sexo abiertamente, cuando prohibimos una educación sexual más completa, cuando renegamos del uso de anticonceptivos y, sobre todo, cuando no permitimos que esta práctica sea legal, gratuita y segura. La desinformación mata.

Aún queda bastante por discutir, analizar y profundizar, por lo que, mientras tanto, espero este texto nos haya puesto a pensar en algo distinto o, al menos, como un simple ejercicio de empatía colectiva.

 

Gallo Molina

Nos leemos en Twitter: @gallo_molina

 

Contacto: joseantoniomolinavega@gmail.com

 

Fuentes: http://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/preventing-unsafe-abortion

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s