9 TIPOS DE SACOS (PERSONALIDADES) QUE A VECES NOS QUEDAN EN LAS REDES SOCIALES

Breve análisis sobre nuestras personalidades en las redes sociales. Dedicado a quien le quede el saco.

Amigos, las redes sociales, esos espacios abiertos que, en ocasiones, se convierten en bacanales de un mame imparable: opinar por todo.

Así es, desde quien odia a algo/alguien y no puede aguantarse las ganas de expresarlo, hasta quien no tiene ni puta idea de lo que se está hablando pero mete su dedo a este delicioso pastel denominado “opinión pública”.

Lo siguiente es una analogía sobre estas personalidades que aparecen en las redes y que funcionan como sacos que, en ocasiones, nos quedan a la perfección. A partir de aquí el contenido es pura comedia. Nada es en serio. No me hago responsable de tu interpretación ni sentir. Repito, c-o-m-e-d-i-a.

Instrucciones:

  • A continuación se te presentarán una lista de sacos según ciertas actitudes o posturas que se dan en redes sociales.
  • Elige el saco que mejor te quede y ¡póntelo!
  • Ríete de ti mismo/a.

 

1- Derechairo

 

saco-blazer-hombre-entallado-saten-alpaca-minimalstore-d_nq_np_917934-mla25595161209_052017-f

Te identificas totalmente con la derecha. Odias a AMLO y genuinamente crees que nos vamos a convertir en Venezuela aunque no tienes ni un solo argumento válido para sustentarlo. Piensas que los chairos son personas ignorantes, sin educación y que huelen feo (spoiler: tú también eres chairo, pero a la inversa). No crees haber nacido con privilegios sino que los pobres son pobres porque quieren. Eres blanco y bebes Bacardí… blanco.

Confección: panista hasta la médula. No sabes nada de derechos humanos. Católico.

2- Hater empedernido

lob20saco20caf20para20hombre20caf20p1lroighbkes4g_2

Cuando alguna cuenta publica algo tienes que comentar que lo odias, aunque no venga al caso. Vives de buscarle un defecto a todo y a todos en las redes. Necesitas urgentemente llamar la atención, de lo contrario te sientes minimizado/a. Tu autoestima es frágil. No conoces el concepto de ecuanimidad. Vas contra la corriente de todo lo que le guste a más de 10 personas.

Confección: meme de Bart Simpson con la sartén. Te caga Morat. Odiarás este post.

 

3- Chairo

img_635537603003988639

Amlover. Fiel creyente de la cuarta transformación y de que AMLO logrará cambiar al país. Tus publicaciones suelen guiarse más por la ira que por la conciliación. Detestas a las personas blancas privilegiadas… aunque tú también lo seas. Piensas que la gente rica es mala solo por ser rica y la gente pobre es buena solo por ser pobre. De izquierda. Cuando te preguntan en un restaurante si deseas tu trago “derecho” te ofendes. De hecho te ofendes por todo, incluso aunque no tenga que ver contigo.

Confección: fan del EZLN… hasta que rechazaron reunirse con AMLO. Poca capacidad de debate. Odias a Chumel Torres.

 

4- Comediante

guia_de_regalos_hombre_saul_e_mendez_gift_saco_stanford

Te aman y te odian por igual. Te acusan de racista, clasista, misógino u homofóbico… a veces lo eres. Tu nivel de profesionalismo depende de si tienes un especial en Netflix o no. Tus tweets siempre generan pedos. Nunca has leído a Marx.

Confección: standupero. Te mama el debate tuitero. Las marcas de ropa te usan de maniquí.

 

5- Millennial

rgg_6980_copy_2_1024x10242x

No lees los periódicos. En Twitter solo sigues a tus amigos/as y cuentas como el Guarromántico, el Jeringas o Borrachos V.I.P. Comienzas debates sin tener los argumentos necesarios solo para conseguir likes. Quieres opinar en todo pero no formarte una opinión, porque te da hueva. Te da risa el “millennials descubren”, aunque están hablando de ti.

Confección: pones tu mejor foto en el perfil aunque es Twitter y a todo mundo le vale madre. Mala ortografía. Tus tweets se vuelven virales aunque digan la cosa más común del mundo.

 

6- Influencer

716908_main

Todas tus fotos en Instagram superan los 500 likes. La gente te tiene envidia por guapa/o. Marcas te regalan cosas solo por… ser guapa/o. Sin título universitario. No tienes ninguna otra gracia más que tu ridícula belleza. Cuando la gente dice “dejen de volver famosa a gente pendeja” están hablando de ti. Prácticamente no tienes ninguna postura respecto a ningún tema de opinión popular a excepción de la serie de Luis Miguel.

Confección: Peladzo. Cuerpatzo. Visit Tulum!

 

7-Antimame

como-usar-blazer-doble-boton

Crees que todo es mame, hasta este post. Sueles elevarte al nivel de deidad cuando se trata de opinar o defender tu punto. Todas tus opiniones son juicios de valor. Piensas que la gente se ofende por todo porque lo haces desde alguno de tus múltiples privilegios. Si eres hombre, piensas que las feministas son un grupo de mujeres que la arman de pedo por todo solo para llamar la atención. Si eres mujer, también.

Confección: “Ya no se puede decir nada porque por todo se ofenden”. Palabra favorita: inmamable. Heterosexual.

 

8-Mamador

2017-designer-men-suit-jackets-autumn-slimblazer-men-dress-500x500

De a huevo tienes que postear una foto cuando te encuentras en alguno de los siguientes lugares: Starbucks, librería, museo, restaurante caro, avión/aeropuerto. Eres un parásito de la atención. Adicto a palabras rimbombantes (spoiler: no sabes qué significa “rimbombante” pero la comenzarás a usar después de este post). Piensas que una persona con educación universitaria es infalible y exitosa. Te encanta convertir cualquier situación en algo que se trate de ti.

Confección: de (dudoso) origen francés. Alta necesidad de contar experiencias sin exponer ningún punto. Fiel ejemplo de “Cosas que nunca pasaron”.

 

9- Feminista empedernida

images

Utilizas la palabra “onvre” pero te ofende la palabra “feminazi”. No odias a los hombres pero te gusta denominarlos “basura” generalizando (hay hombres que definitivamente lo son). Te crees superior llamando a otras personas “idiotas” solo porque sus opiniones contrastan con las tuyas. Odias a la RAE pero hablas, escribes y lees en español, hasta te gusta la buena ortografía.

Confección: no usas bra. A favor del aborto legal. Lenguaje incluyente.

 

Es irónico que, cuando una persona feminista leyó la sátira hacia el derechairo o el antimame, probablemente río o pensó para sus adentros “esto es muy cierto”; pero cuando llegó al párrafo dirigido a su corriente de pensamiento, no le causó tanta gracia o incluso se enojó. Lo mismo ocurrió seguramente con el chairo, o cualquier otra personalidad relatada aquí.

Esto simplemente es un ejercicio que demuestra algo: todos somos igual de intolerantes. Odiamos a ciertos sectores de la misma manera que esos sectores nos odian, lo cual me parece común y alarmante a la vez.

Lo cierto es que, nadie tiene la verdad absoluta. Ninguna opinión es infalible. Todos nos equivocamos más de una vez. Y mi conclusión después de este pobre intento de comedia es que, si no tenemos en cuenta que deberíamos de dudar de todo (incluso de nuestras propias ideas, percepciones u opiniones), estamos destinados al asesinato de una de las principales características de los seres humanos: la comunicación.

¿Queremos una sociedad más crítica, tolerante y equitativa? Empecemos con un sencillo ejercicio de humildad: riámonos de nosotros mismos.

 

Gallo Molina

Nos leemos en Twitter: @gallo_molina 

 

Contacto: joseantoniomolinavega@gmail.com

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s