Elijo creer

Alguna vez estuve en una discusión familiar sobre Dios. De esas que incomodan a toda la mesa y hacen que tu abuela quiera cambiar el tema a “la llegada de las mariposas monarca a Michoacán”.

Como buen debate familiar sin argumentos ni investigación previa, simplemente opiniones, hay personas en ambos extremos, el/la que no quiere escuchar nada que vaya en contra de la religión, Dios, los sacerdotes, la institución… y el/la que se dedica a despotricar, decir que Dios no existe, y enumerar todas las cosas que la Iglesia ha hecho mal en sus 2000 años de historia.

Somos diferentes, la manera en la que experimentamos a Dios es muy distinta y depende de nuestra educación, lo que se nos dijo en la escuela, en la casa, en el catecismo, en la confesión de un martes por la tarde. Depende del familiar que falleció o la enfermedad terminal de un ser querido y cómo la vivimos. También de lo que consideramos “injusto” y de si hemos sentido que Dios nos ha abandonado o acogido. Del rosario que rezabas, de la misa a la que asistías antes de ir a la comida familiar y si el padre hacía chistes para hacer la cosa “más amena”. De si lo que aprendiste fue culpa y miedo, o amor y libertad.

He pasado por varias etapas en mi búsqueda por un sentido de espiritualidad. He sido una ciega creyente que no quiere ver, oír ni hablar en contra del tema. Metida toda la semana en el apostolado en el que crecí y tratando de cumplir al pie de la letra, los requerimientos que me fueron transmitidos. Cantando las canciones y afirmando que están en un error los que no creen lo mismo que yo. He estado molesta: contra Dios, contra la Iglesia, contra mi escuela de monjas y sus enseñanzas; contra la culpa, contra el miedo, contra la prohibición, contra la falta de amor. He sido indiferente, desapegada y desentendida, me he burlado de ciertas cosas y he estado realmente furiosa con otras.

Después de pasar por todas las estas etapas, poco a poco me reconcilié con Dios y con la religión en la cual crecí. Me considero católica pero creo firmemente que si mi situación de vida fuera otra practicaría la religión de mi familia y mi país, sea cual sea. El punto es: yo necesito de Dios.

Creo que nadie tiene una respuesta absoluta, cada quien debe encontrar la propia. Nadie puede negar o afirmar la existencia de Dios con certeza, el debate continuará y las contrapartes encontrarán nuevos y mejores argumentos, al final del día es una decisión y yo elijo creer. Entre la posibilidad de un mundo donde no exista nada más allá, donde no volveré a ver a mis seres querido que ya partieron, donde estamos solos y desamparados, donde nadie nos escucha y no existe nada más grande que nosotros y la posibilidad de un mundo en el que existe Dios, existe un ser supremo, donde hay una vida después de la muerte, donde alguien nos escucha y nos ampara, yo decido creer.

Tengo familia y amigos que practican religiones diversas. Creo que la manera en la que entienden a Dios y a la vida es única, no creo estar en lo correcto o errar, pienso que es algo personal y nadie tiene porque obligarme a entender a Dios de una u otra forma.

Las respuestas tenemos que hallarlas nosotros mismos, y creo que no tenemos por qué imponer nuestro modo de ver y comprender a Dios, cada persona recorre un camino, cada persona toma sus decisiones y al final, cada quien decide qué y en qué creer, cada quien entiende a Dios a su manera.

Martha Preve

Mérida, Yucatán a 19 de febrero de 2018

Anuncios

Un pensamiento en “Elijo creer

  1. Controvertido tema desde que el hombre es hombre, siempre buscando respuestas. Después toca decidir en que creer. Lo malo es cuando ya sabemos todo y lo que no sabemos lo buscamos en google, y de pronto no creemos en nada porque tenemos respuestas para todo. Te felicito por haber decidido andar tu camino y ojalá encuentres tus respuestas. Por cierto hace muuuuucho tiempo anduve por allá en mi luna de miel. Bonita tierra!. Saludos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s