“CUANDO LAS COSAS NO FUNCIONAN” A LA LUZ DE CALL ME BY YOUR NAME

call-me-by-your-name1

-Y, ¿qué pasó?

-No funcionó.

-¿Por qué?

-Digamos que nuestro timing de vida no era el mismo, estamos viviendo cosas diferentes, nuestros contextos son distintos. Es complicado.

_________________________________________________________________________________

Y, ¿qué pasó?

-No funcionó.

-¿Y eso?

-No sé, nunca entendí nada realmente.

-Pero, ¿por qué lo dices?

-Todo era demasiado ambiguo, no había claridad, nunca supe qué quería realmente.

____________________________________________________________________________________

-Y, ¿qué pasó?

-No funcionó.

-¿Por?

-No queremos lo mismo, ni pensamos igual, ni creo que nuestras aspiraciones se parezcan.

-Pero eso es normal, ¿no? Nadie va a pensar ni a querer exactamente lo mismo que tú.

-Ya sé pero… es un feeling. Sé que no funcionaría. Simplemente hay cosas que nunca lo hacen.

 

Estos tres diálogos ficticios (o no) ejemplifican una oración que ha estado presente en mi cabeza las últimas semanas: cuando las cosas no funcionan. Porque es cierto, a veces no importa qué tanto quieras algo, simplemente no-va-a-ocurrir. No es un discurso derrotista sino realista. En este mundo de entropía, el permanente caos hará de las suyas. Es inevitable.

En otro orden de ideas, Call Me By Your Name, película recientemente estrenada en México y elogiada por la crítica de cara a la próxima entrega de los premios Oscar, me dejó un muy agradable sabor de boca. Y, aunque podría deshacerme en halagos para Guadagnino (director) debido a la inconmensurable belleza de cada fotograma, prefiero utilizar su obra para desarrollar lo expuesto anteriormente.

call-me-by-your-name-critica

Ejemplos hay muchos. Desde la constante alergia a un mundo sin esperanza hasta la exigencia diaria por lograr hacernos un lugar en medio de tanta competencia laboral y económica. Ese trabajo que no conseguiste, el aumento que se te fue negado, una calificación reprobatoria o un partido perdido. La agonía que provoca el ser rechazados o excluidos por nuestros propios amigos; la ínfima tortura experimentada al sentirnos insuficientes. Cuando pareciera que todo conspira en nuestra contra. O, en cuanto a Elio y Oliver, protagonistas de Call Me By Your Name, la dolorosa e inevitable separación producto de dos contextos, edades y momentos distintos.

call-me-by-your-name-2017-002-young-man-staring-out-window_1000x750

De todos los ejemplos, mi favorito (cómo pudiste darte cuenta al principio de este texto) son las relaciones sentimentales. La emoción de una date termina por convertirse en decepción cuando la otra persona no cumple con nuestras expectativas o nosotros con las suyas. Creamos tantas veces escenarios imaginarios para desenvolver un papel que en el fondo no queremos. Nos mata la confusión de no entender qué tenemos de malo, ¿somos tan insoportables, inadecuados, extraños? Tal vez somos demasiado transparentes y eso asusta.

Es decir, en estos tiempos no es lógico hacer cosas desinteresadas por los demás, e incluso hay quien interpreta estos actos como flagrantes declaraciones de “amor” cuando ni siquiera sabemos lo que queremos realmente. A veces solo deseamos conocer al otro/otra de una manera genuina y sin esperar nada a cambio. Pero, a pesar de esto, también es padre saber que, en ciertos casos, tenemos otra oportunidad.

1207hamm4

Que las cosas no salgan como siempre queremos no significa que saldrán mal siempre. De igual forma, no podemos deshacernos de la responsabilidad que conlleva ser nosotros mismos. Tus decisiones son las que te joden. No Dios, la suerte o los astros.

Incluso, viéndolo desde otro ángulo, cuando las cosas no funcionan habría que agradecerlo. En la próxima ocasión no olvidaremos comprar las palomitas en el cine, respetar los procesos de la otra persona, pagar la cena, dejar de ser insistentes, confiar más en nosotros, no ponernos como centro de todo y volver a decir que no o que sí las veces que sea necesario.

Lo curioso es que, incluso cuando las cosas SÍ funcionan, seguimos sufriendo porque el momento no dura para siempre. Y que bueno. A veces es más padre tener ese fragmento de tiempo almacenado en la mente a manera de viejas fotografías Polaroid que no haberlo vivido. De cierta manera, envidio a Elio y Oliver porque pudieron vivir un verano en un constante descubrimiento de ellos mismos a través del otro sin presiones, juicios ni limitantes, exceptuando al tiempo, que termina por consumirlo todo. Si a alguien podemos culpar, sin duda es al tiempo, que nos sana y destruye en la misma medida.

dr6ulmdw4amsxyv

Al final de la película, Elio mantiene una conversación con su padre que me parece maravillosa y resume de manera sublime la cuestión del cuando las cosas no funcionan:

“Cuando menos te lo esperas, la naturaleza encuentra nuestros puntos más débiles. Tal vez ahora mismo no quieras sentir nada. Tal vez nunca quieras sentir nada. Y tal vez no sea yo con quien quieras hablar de estas cosas pero… siente lo que obviamente sentiste.

Nos desprendemos de mucho para curarnos más rápido. Que a los treinta quedamos en quiebra. Y cada vez que iniciamos con alguien nuevo tenemos menos que dar. Y hacerte el duro, para no sentir nada, es un desperdicio.

Como vivas tu vida es tu problema, pero recuerda, los corazones de nuestros cuerpos nos fueron dados solo una vez. Y antes de que te des cuenta, tu corazón se habrá gastado. Y en cuanto a tu cuerpo, llega un punto donde nadie lo voltea a ver, Y mucho menos se acercan a él.

Ahora mismo hay dolor. Sufrimiento. No lo mates. Quédate con la alegría que sentiste”.

 

Gallo Molina

Nos leemos en Twitter: @gallo_molina

 

P.D. Escribí este texto escuchando a Bon Iver. Sí, al final entendí por qué te gusta tanto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s