La Nueva Generación de la Ruptura

Es un mal que arrastro desde niña: eran las 9:22 de la mañana y la cita estaba agendada para 22 minutos atrás. No había remedio, me encontraba frente a la casona de madera con detalles azules que resguarda a una de las mentes más brillantes del arte mexicano y sí, andaba tarde[1].

Cuando escuché su nombre sin inmutarme, la ignorancia le dolió a mi progenitor. Por mi parte, peco de culpar a los libros escolares: ocupándose en retratar a los muralistas mexicanos –nacionalistas como Siqueiros y Rivera– y dejando fuera aquellos y aquellas que –paradójicamente-, representaron una verdadera revolución en el arte mexicano por ahí de los 60.

grupo-de-pintores-de-la-ruptura-338x488El yucateco Gabriel Ramírez Aznar, junto a otras y otros grandes como Lilia Carrillo, Fernando García y José Luis Cuevas, a unos veintitantos años de edad se halló impulsando una nueva forma de ver el arte en el país, huyendo de la reiterada temática revolucionaria y oficialista, apostando por lo apolítico e independiente: organizándose informalmente, sin querer, formando la Generación de la Ruptura.

Como Ramírez Aznar y la pintura, los vaivenes de la vida llevan a unos y otras a caminos en donde jamás se imaginan estar, creando e inspirando movimientos y causas, transformando y desbaratando las típicas estructuras.

Tal y como los defensores y defensoras de derechos humanos.

Sin darse cuenta fueron y son compañeros y compañeras de batallas, temblando de indignación cada vez que se comete una injusticia en el mundo[2]  y como la Generación de la Ruptura, emprendiendo. En su caso,  la vigilancia, denuncia y educación de los derechos humanos[3].

caretas

Cansados y hartas de las injusticias, de partidos políticos y sistemas con estandartes de una democracia paupérrima, los defensores y defensoras de derechos humanos se encuentran trabajando, sea en la montaña de Tlachinollan o desde unas oficinas en Condesa, en reinventar la promoción, la protección y realización de los derechos civiles, políticos, económicos, sociales, culturales y/o ambientales.

No hace falta que exclamen “¡patria o morir!”, que se adjudiquen el título o se enfrenten a las autoridades y el narcotráfico. Basta una persona, un momento y un acto para defender derechos y fungir como altavoz de la dignidad humana: para romper, como la Generación de la Ruptura,  los gastados discursos y dinosaurios que se hallan en el poder.

La Nueva Generación de la Ruptura cree en todos los derechos para todos y todas en cualquier lugar, abren las brechas y acompañan víctimas, organizan campañas educativas y marchas, siguen procesos de justicia de quienes se encuentran indefensos o indefensas e incluso, como la primera Generación, incursionan en el arte para exponer los relatos de terror de tierras perdidas, hijos muertos, familias divididas o voces sepultadas.

DefensorasnEl pan de sus días es siempre de sabor agridulce. Aun así, no pestañean y el corazón se les enciende, hoy es el narcotráfico y mañana los militares, o quién sabe, una mezcla de los dos.

A 107 años del inicio de la Revolución Mexicana este pasado 20 de noviembre,  no hay Emiliano Zapata ni Francisco I. Madero, tampoco un Clemente Orozco o Diego Rivera. En cambio, como la Generación de la Ruptura en su momento, se presenta un nuevo grupo con valientes y espontáneos personajes armados y armadas de experiencias, pinceles, cámaras, leyes y papel para construir una realidad con derechos humanos; reclamando  procesos democráticos y un Estado de Derecho; rechazando el plomo y cualquier clase de violencia; levantándose día a día, a pesar de lo desolado del terreno, para conseguir que la balanza no esté más de un lado para nadie en ningún lugargenerando la Ruptura de un gobierno que no nos representa, no lucha ni defiende a su sociedad.

           

-Monse.

[1] Aunque luego resultó que mi nota mental, a modo de agenda, falló. La cita era a las 9:30 am.

[2] Adaptación de frase del Ché Guevara.

[3] Corte Interamericana de Derechos Humanos, Caso Defensor de Derechos Humanos vs Guatemala, 28 de agosto de 2014.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s