ÁMAME HASTA QUE ME DUELA

Hace varios días ocurrió un trágico y lamentable suceso: una mujer fue asesinada por su ex pareja, la razón aparente “porque no quería regresar con él”. Como a todos, la noticia me dejó un profundo y doloroso hueco en el interior, ¿cómo alguien puede llegar a ese punto de locura? ¿Cómo alguien puede ser capaz de obligar o forzar a alguien a enamorarse? O incluso peor, ¿cómo alguien puede llegar a matar a su pareja en nombre del amor?

Esperando no ofender, lo aquí sucedido como muchos otros más en el pasado, es un feminicidio, y no podemos fingir que nuestro estado sigue siendo lo que era antes, no obstante, el día de hoy me desviaré un poco de ese tema y hablaré sobre algo que la gran mayoría hemos vivido, ya sea en carne propia o a través de algún familiar o amigo: vivir en una relación tóxica o enfermiza.

Encontrar el amor es algo que añora tanto el hombre, incluso nos vuelve capaces de pasar por alto cosas que viendo desde fuera notaríamos como “no saludables”: celos todo el tiempo, no poder salir solo, controlar tus amistades, revisar tu teléfono, molestarse si no contestas, entre muchas otras cosas. Al final del día uno siempre termina disculpándose con tal de no hacer enojar a nuestra pareja, lo único que queremos es hacerla feliz, él/ella nos pide todo eso porque simplemente nos ama.

Uno podría creer que estando rodeados de tanta información o grupos de ayuda seríamos mucho más conscientes de la situación en la que nos encontramos, sin embargo, todos hemos conocido a ese alguien que está totalmente inmerso en una relación donde claramente no es feliz y aún así sigue ahí,  todo por “ un amor totalmente desviado que vale la pena soportar”; lamentablemente en parte es culpa de nuestra sociedad que vuelve románticas cosas que en realidad no lo son: películas, series, canciones, todos terminamos justificando y transformando ciertas acciones en signos de amor, mientras no haya violencia física no nos damos cuenta de la gravedad del asunto hasta que ya es demasiado tarde y de una vez por todas decidimos terminar, es ahí cuando todo se vuelve más claro y el calvario comienza.

En carne propia he vivido el proceso de enamoramiento, donde una persona a través de manipulaciones logra el cariño de otra, al final del tiempo esta no lo soporta más y decide terminar. Nunca nos convenció la relación, pero terminamos aceptando esta insistencia e intensidad como algo lindo, “es un ser muy atento” “la ama demasiado y quiere darle todo”, pero al acabar la relación dicha persona no soporta la idea de vivir así, no acepta un no por respuesta y con base en amenazas logra meter un sentimiento de culpabilidad para reanudar la relación varias veces…

… Quizá si hubiésemos notado las señales desde el principio no hubiéramos llegado a este punto…

No hay razón que justifique a alguien para obligar a amar a otro, nadie merece vivir en una relación infeliz, nadie merece vivir con miedo a molestar a su pareja y mucho menos nadie merece morir. Muchas veces por respeto a la vida personal de nuestros seres queridos nos controlamos y callamos nuestra preocupación por el tema, aconsejamos, pero no insistimos y mucho menos actuamos;  no hay que olvidar que hoy será ella y mañana posiblemente seamos nosotros, hoy más que nunca necesitamos de manos amigas capaces de sacarnos del trance en el que probablemente… no sepamos en que nos encontramos.  #NiUnaMás.

 

Anuncios

Un pensamiento en “ÁMAME HASTA QUE ME DUELA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s