Heterogénea Perfección

La diversidad de las cosas que forman parte de nuestro entorno hace de la existencia algo único.

Cada cultura es un pequeño mundo que crece y se desarrolla de manera similar: nacemos ignorantes e indefensos, crecemos dependiendo de otras personas, nos educan pero luego llega una etapa de conciencia, nos damos cuenta de que muchas cosas no son como esperábamos y nos perdemos una y otra vez. Entonces dudamos de todo y de todos, del camino, de la vida, de nosotros… Nos cuestionamos pero seguimos adelante, no hay pausas para pensar. Finalmente nos independizamos, aspiramos a una superación personal. Algunos lo logran, otros no. Soñamos con tener pareja, algunos más que otros. Ansiamos viajar, tener familia, encontrar un trabajo. Deseamos de manera diferente, pero todos soñamos, todos tenemos metas, todos amamos, todos lloramos.

Es curioso analizar ¿cómo es posible que dos hermanos que nacen bajo el mismo techo, criados por los mismos padres, educados de la misma manera, terminen siendo tan diferentes? El ser humano nace siendo el, las experiencias de la vida lo terminan de forjar, tu contexto y propio juicio terminan de agregar los últimos ingredientes a esta hermosa receta, pero desde el inicio siempre fuiste tú, nadie te cambió.

¿Por qué entonces nos da tanto trabajo ser tolerantes? Porque no nos preocupamos por conocernos, porque nos quedamos aislados en ese universo que existe en nuestra cabeza, nos sentimos cómodos con nosotros mismos. En tu mundo la mayoría es como tú, nunca tuviste que ir más allá del entendimiento que ves hasta tu nariz. En cambio, otros mundos no tuvieron la misma suerte, no crecieron con el mismo privilegio de ser aceptado, entonces al no verse reflejados en los demás se ocultan hasta que no puedan más.

Qué triste sería que todos opinemos lo mismo, pensemos lo mismo y que estemos de acuerdo por lo mismo. ¿Qué temas de conversación tendríamos?  No habrían más almuerzos para platicar, ni tardes de café con los amigos. No habría historias ni relatos que contar, ni libros, ni cine, ni un mundo que descubrir, imaginar, admirar, nadie viajaría, nadie se maravillaría, porque si todos fuésemos iguales ya no habría nada que no conozcamos, no habría nada interesante.

Y entonces nos volvemos un lienzo gris, monótono y plano. ¿Acaso los museos se rodean de obras de arte monocromáticas? La belleza de una obra está en la composición de sus elementos, en la magnificencia de los colores y la técnica que la complementa, esto logra un resultado sublime digno de admirar por horas.

Así es la vida, tan divina y tan diversa, ojala algún día podamos comprender que para armar un rompecabezas perfecto no se necesita que todas las piezas sean iguales.

 

Mariana Cabañas

Anuncios

Un pensamiento en “Heterogénea Perfección

  1. Attractive section of content. I just stumbled upon your weblog
    and in accession capital to say that I acquire in fact enjoyed account
    your blog posts. Anyway I will be subscribing for your feeds and even I fulfillment you
    get entry to consistently fast.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s