Caballerosidad vs Amabilidad

Estoy segura de que este post va a despertar muchas opiniones, les pido ante todo respeto y diálogo constructivo.

Según la RAE un caballero es un “Hombre que se comporta con distinción, nobleza y generosidad”, haciendo a la caballerosidad la manera en la que este se comporta.
Mi papá es un caballero, siempre ha hecho todas las acciones que la sociedad marca como correctas, siempre abre puertas, cede asientos, mueve sillas, etc. Esa es su educación y también la mía, y antes de que brinquen todos de sus asientos, entiendan el siguiente punto: A mis 24 años y siendo mujer, he vivido muchas situaciones en las cuales algún hombre ha tenido algunas “consideraciones” hacia mí. En algún punto me comenzó a causar conflicto, porqué tenían que tenerlas por cuestión de sexo… Es ahí cuando me di cuenta que mi conflicto no era con las “consideraciones” sino con la raíz.

Estimados lectores, este es un tema complicado, les comparto mi conclusión del asunto, no la verdad absoluta.

Me causaba conflicto el hacer una diferenciación entre la misma acción únicamente por el hecho de quién la realice, porque para mí no es cuestión de tener consideración por ser hombre o mujer, sino por ser persona.
Tener alguna consideración hacia alguien no siempre es cuestión de sexo, es cuestión de amabilidad y se hace por el gusto de ser cortés o por empatía, no por considerar al otro inferior.
Tengo amigos que se quejan de que algunas mujeres se ofenden al verse involucradas en estos gestos o amigas que exigen que estos gestos se lleven a cabo siempre.
Creo que hemos llegado al punto en el cual pensamos que recibir estos gestos necesariamente nos hace estar en una situación “vulnerable” y aceptar que nos echen una mano nos hace débiles o en el otro extremo pensamos que simplemente merecemos esos gestos siempre.
Disculpen si difiero de ambas posturas, pero creo que no es justo que los hombres tengan que pagar siempre o no es justo pero yo pague menos en un antro, pero tampoco es justo que yo tenga un sueldo más bajo sólo por ser mujer o que esperen algo a cambio sólo porque “ya hicieron todo lo que debían, hasta fueron caballerosos”.
Eso es lo que nos hace débiles como sociedad, polarizar y llevar al extremo las situaciones. Tanto no saber aceptar un gesto como pensar que por ser mujeres tenemos el derecho de exigirlo.
Como estudiante de arquitectura muchas veces corrí por la universidad con maquetas más grandes que yo, con la laptop en mi mochila y cara de no haber dormido en días, estas palabras van a todos aquellos que alguna vez me ayudaron a cargar una maqueta que pesaba más de lo que yo podía aguantar sola para subir al tercer piso. Gracias.
Tomaré ese ejemplo para hablar de lo que yo siempre consideré de estos gestos como de amabilidad o consideración, porque en mi mente no era “un hombre siendo caballeroso con una mujer” sino “una persona siendo amable con otra”, la cuestión no es si la acción está bien o está mal, sino de donde viene.
Estar conscientes de las necesidades de las personas a nuestro alrededor nos hace más humanos, no más caballeros.

Caballerosidad VS Amabilidad
Esto no es caballerosidad, es falta de consideración. Yo no soy nadie para decir quién “merece” más un asiento cómodo, pero creo que mientras yo esté en la facultad de abrir una puerta, ceder un lugar, invitarle a un amigx un taco o cualquier otra acción que nazca de mi corazón o haga un poquito más feliz la situación para otra persona, voy a tratar de hacerla, no porque deba, sino porque puedo y quiero.

Anuncios

2 pensamientos en “Caballerosidad vs Amabilidad

  1. Hola Marianita! Como siempre me
    Encantó tus post, y me parece muy interesante. Como complemento a lo
    Que nos compartes, creo igual hay que tomar en cuenta que así como tu papá… a mi en mi casa ( y estoy seguro en muchísimas otras casas) nos inculcaron estas “costumbres”
    Por llamarles así, por lo que se vuelven casi reflejos; nunca considerados o intencionados a hacerles sentir inferiores, sino única y exclusivamente por buena educación o buenas costumbres. Hay muchos movimientos progresivos en los cuales en efecto a algunas mujeres les llega a ofender este tipo de muestras, pero creo que así como lo entiendo, soy empático y respeto su sentir creo que igual deberían entender el por qué de muchos de nosotros que lo hacemos. Excelente artículo!

    Me gusta

    • jajaja muchas gracias jose!! pero es un post de laura, por una mala configuración en mi wordpress autopublica como si fuera yo en mi en face, aun asi muchisimas gracias por leer y comentar!!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s