OLD SKAKIRA (alerta: esto es cursi)

Para Gabriel, Mariana, Erica, Aurora, Diana y Mabel.

Compré mi primer CD a los doce años. Estaba en sexto de primaria y Eduardo Safar, “Toro”, me vendió Donde están los ladrones? (que era de su mamá) en veinte pesos.

71lAOKGmVSL._SX522_

Seguramente la dueña le habrá pegado un buen regaño al enterarse, pero Shakira me miraba con las manos enlodadas desde la portada rojiza: había sido una ganga y no pensaba devolverlo. ¡Qué chingonas once canciones tenía aquel álbum de 1998! Letras ingeniosas, con verdadero contenido, en las que la voz lírica encuentra a los ladrones por todas partes, en las que se declara una reverenda incrédula, en las que confiesa que no se baña los domingos, en las que  incluso en las que regala -muy generosamente- hasta su nariz y sus huesos o nos hace preguntarnos dónde fregados está Bahrein en el mundo.

“Es más difícil ser rey sin corona, que una persona más normal. Pobre de Dios que no sale en revistas, no es modelo ni artista o de familia real” [«Octavo día»].

bahrein

Pronto descubrí que ese no era el primer CD de la colombiana. Sino que ya tenía otros tres: Magia (1991), Peligro (1993) Pies descalzos (1995)A pesar de tener portadas hechas con WordArte, las letras tan inteligentes y profundas de canciones como “Sobra de ti” u “Octavo día” se sumaban a una lista que incluía “Pies descalzos, sueños blancos”, “Te necesito” o “Antología” (¡Nadie había abordado el tema del aborto como en “Se quiere, se mata”!), y que se volvió parte de una “educación sentimental” para muchxs de nosotrxs y contribuyó al momento en el que, a través de la escucha activa de las canciones -en el discman y la mayoría de las veces con pluma y papel, pues las lyrics de la web no estaban TAN a la mano-, comprendimos que tales emociones y/o afectividades podían ocurrir y que existían formas diferentes para expresarlas (Harry Potter, The Sims, La oreja de Van Gogh y los libros de Lemony Snicket se unen a mi lista). En la canción que da nombre al CD de 1995, la voz poética comienza diciendo: “Tú mordiste la manzana y renunciaste al paraíso y condenaste a una serpiente siendo tú el que así lo quiso”. Hoy en día, a más de veinte años de que estas canciones pasaran de la libreta de Shakira Isabel a las nuestras, nos duele repetir, una y otra vez, que ya la hemos perdido. Que sus letras, sus arreglos y su performance ya no son los mismos. Y está claro que no queremos embalsamar a la artista de pelo rojizo y pantalones de cuero, pero ¿le estaremos pidiendo, como dice la letra de «La tortura», “a los olmos que entreguen peras”?

“Ya no se si he vivido diez mil días o un día, diez mil veces. Y te sumo a mi historia
queriendo cambiar las pérdidas por creces” [«Te necesito»].

shakira___objection_292946469-495x231

En los últimos días he estado escuchando a Shakira. La vieja, la intermedia, la nueva. Y, tal vez muy ociosamente, apuntando frases que me gustan, que me mueven o me movieron en un pasado algo remoto, que aquellos tiempos en los que ella decía “este amor ya no entiende de consejos ni razones, se alimenta de pretextos y le faltan pantalones”. Me he sorprendido de cómo sus letras podían integrar a personajes tan diversos como Carlos Marx, Jean Paul Sartre, Eneas y Benitín, Michael Jackson, Bill Clinton o Tarzán. He identificado cómo integraba diferentes ritmos: de medio oriente, como en “Ojos así”; orientales, como en “Que me quedes tú”; mexicanos, como en “Ciega, sordomuda”; andinos, como en “Suerte/Whenever, Wherever”; jamaiquinos, como en “Buscando un poco de amor”, o del Río de la Plata, como en “Te aviso, te anuncio”/Objection”. Me he enamorado, una y mil veces, de construcciones poéticas como las de ofrecer al ser amado “la potencia de mi voz, los pies con que camino”, que él o ella sean el adiós que no sabremos decir, por “el beso que inventa[n] cada día”. Y, aunque preocupa que la voz lírica en “Que me quedes tú” dependa patológicamente de la presencia del ser amado y quiera “que desaparezcan todos los vecinos”, “que se vayan uno a uno los amigos” o “que contaminen todo el agua del planeta”, no podemos negar la fuerza de tales expresiones verbales.

“Ya vas a ver cómo van sanando poco a poco tus heridas. Ya vas a ver cómo va la misma vida a decantar la sal que sobra en el mar” [«Día de enero»].

Shakira ha ido bajando peldaños con cada disco, acumulando frases que podrían reducirse a la siguiente estrofa: “Rabiosa, yo soy rabiosa, una loba en el armario que es loca, loca, loca con su tigre”. Hay que aceptarlo, si la fama y la mercadotecnia le ganan a la creatividad, las metáforas se agotan, pierden su vigencia y su fuerza de expresión. Shakira, como diríamos en yucateco, ya “gastó” sus recursos estilísticos. En “Sale el sol” dice “estas semanas sin verte, me parecieron años” y en “Antes de las seis” (por la que tengo un cariño muy especial) suplica: “no actúes tan extraño, duro como una roca” ¿NETA? ¿duro como una roca? Definitivamente ya no escribe canciones con analogías tan sugerentes como “Moscas en la casa” o “Poem to a horse” (Sus días en ausencia del ser amado son basura inservible que genera moscas, e intentar comunicarse con él a veces parece igual de útil que leerle poemas a un caballo). Lo anterior se agrega a la pésima calidad de sus videos musicales. Shakira: debes aprender que menos es más. Hay una gran diferencia entre “No” (donde estás tranquilita, en blanco y negro, costurando tus alas) y tu peor video,”Give it up to me” con Lil Wayne, donde sales en una versión pokemón muy al estilo Fantasías Miguel:

Give It Up To Me - Shakira ft. Lil Wayne 278

“No se puede dedicar el alma a acumular intentos” [«No»].

Y, ALTO: ¿Me explican dónde quedó la armónica? Esa que se llevaba los aplausos en “Te dejo Madrid”, “Gitana” o “¿Dónde están los ladrones?”. Los sencillos veros de “Pienso en ti” son mucho mejores que “Un mojito, dos mojitos. Mira qué ojitos bonitos” (porque rimar un diminutivo nunca fue tan difícil) de la canción “Me enamoré”, en la que le dice a Gerard Piqué (quien aparece en el video musical): “contigo yo tendría diez hijos”. Y está claro que metáforas sobre los ojos puede lograrlas perfectamente, al decir “Yo tengo ojeras de tanto mirarte”. No obstante, considero que “Amarillo”, del nuevo disco El dorado es la peor canción en la historia de la cantautora. Veamos la deplorable construcción de las rimas:

amarillo

Al parecer, Shakira se ha convertido en una especie de Pitbull: una colaboradora. Últimamente, sus canciones más rescatables son “Chantaje”, “La bicicleta” e incluso “Perro fiel”, en las que colabora con otros artistas como Maulma, Carlos Vives o Nicki Jam. Como solista, ya nos deja mucho que desear extrañar. Verdaderamente se ha quedado como Monalisa, como una artista equis, sin llanto y sin sonrisa. Siempre nos quedarán los recuerdos noventeros y dosmileros para volver a cantar, para compartir el café junto a alguien, para cucharear, para bañarse con las luces apagadas, para desempolvar cuadernos viejos, para salir a caminar al atardecer, para estar a la izquierda y de pelea con el mundo.

Una de cada CD, que no fue sencillo pero que está muy buena:

  1. “Te espero sentada” de Pies descalzos
  2. “Que vuelvas” de Dónde están los ladrones?
  3. “Rules” de Servicio de lavandería
  4. “Día especial” (con G. Cerati) de Fijación oral vol. 1
  5. “Dreams for plans” de Fijación oral vol. 2
  6.  NINGUNA de Loba/She Wolf
  7. “Lo que más” de Sale el sol
  8. NINGUNA de Shakira (selftitled)
Anuncios

2 pensamientos en “OLD SKAKIRA (alerta: esto es cursi)

  1. ¡Hola David! muy buena entrada. No recuerdo exactamente cuándo fue la primera vez que escuché a Shakira, pero tal vez fue en el cuarto de mi hermana, a través de la radio sonaba “Estoy Aquí” y a partir de entonces no la dejé de escuchar; en 1998 mi madre me compró el cassette de “Dónde están los ladrones?” creo que en el “Ritmo Musical” del Centro. Cuando lanzó Servicio de Lavandería me “divorcié” de ella porque no podía asimilar su nueva apariencia, luego con “Fijación Oral vol. 1” me reconcilié con ella, siendo este el primer CD que tuve de ella.
    Mi lista “Una de cada CD, que no fue sencillo pero que está muy buena:” quedaría así:

    1. “Antología” de Pies descalzos
    2. “Sombra de ti” de Dónde están los ladrones?
    3. “Poem to a Horse” de Servicio de lavandería/Laundry Service
    4. “No” de Fijación oral vol. 1
    5. “Dreams for plans” de Fijación oral vol. 2
    6. “Gyspsy” de Loba/She Wolf
    7. “Lo que más” de Sale el sol
    8. “Broken Record” de Shakira.
    9. (y nada más por que no hay otra mejor) “Nada” de El Dorado

    Me gusta

  2. She Wolf estuvo en listas como uno de los mejores discos pop del año. Todas sus canciones estan inmaculadamente producidas y las letras de She Wolf en inglés han sido aclamadas por su irreverencia “me siento usada como una maquina de café en la oficina”, sólo Shakira. Creo que la persona que escribio este artículo ha llegado a su época en la vida en la que tiene que poner replay a su “ipod” porque la musica popnueva no le hace sentir nada y eso no tiene nada de malo se llama: Edad. Shakira ha pasado de ser una artista de un solo disco a ser una artista con duscos buenos y discos malos. Sale el Sol es un disco excelente, El Dorado es un disco malo, sin embargo se rescatan perlas como Nada, Toneladas, Me enamoré y la ganadora del Latin Grammy a mejor canción y producción del año Bicicleta. Shakira es un imperio, una marca, y al fondo de eso una verdadera artista latinoamericana. Si no avanzara sería Maná, o Natalia LaFOurcade sinembargo, Shakira es un nombre que se conoce en todo el mundo hasta el día de hoy.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s