Todxs morimos con ellxs un poco

Quería hablarles sobre lo mucho que me indigna tener que leer que la gente muere, no por la edad ni por la enfermedad, sino porque en mi país a uno lo matan por ser inconveniente.

18518378_1716645535029937_8981161278073503655_o

“Con la justicia basta”- Caricatura de Tony Peraza.

Ser inconveniente por el género asignado, por la profesión que eliges, por la orientación sexual o la identidad de género, por defender a otrxs, por hablar o saber demasiado, por no venderse a la inmundicia en carne y hueso y sus actos.

México es una jaula donde las personas son animales asfixiados o en vías de serlo. Todos los días se cortan garras y alas porque resultan incómodas a quienes perjudican su filo, su vuelo, su ejemplo.

En mi país estamos todos divididos: mi estado no tiene ni de qué lamentarse porque “corazón que no ve, corazón que no siente” , o bien, se conduele temporalmente. Pronto padecemos Alzheimer. Toda vez, hay estados donde no se puede dormir, fingir demencia o sufrir momentáneamente. Bastan una mala mirada, un momento inoportuno y falta de suerte para no volver a ver a una persona jamás. En rinconcitos (y no tan rinconcitos) de México la ley no se conoce o se desconoce, al grado de que vivir se vuelve un juego extremo donde no tiramos los dados sin que haya más de una vida para agotar.

Tras las últimas noticias de periodistas asesinados, no sé como mirar y enfrentar la sociedad… En esta ausencia de ciudadanos informados y  fortalecimiento de teatros políticos deprimentes , callar a quien personifica la libertad de expresión es una pérdida para todos. Con estxs valientes se nos va una visión critica, una perspectiva de combatiente en el peor campo de batalla, una oportunidad para el debate, la exhibición de lo desastroso de nuestro gobierno, un altavoz de las injusticias y en los mejores (o más pacíficos) tiempos, hasta los detalles e historias sorprendentes de la cotidianidad.

Gracias a lxs periodistas,  ciertamente nos regalan un poquito de sí desentrañando realidades que en ocasiones podrán ser de pocos, pero que al final, repercuten en todos.

-Monse.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s