Prostitución apostólica

ACLARACIÓN: Este post no pretende demeritar ningún tipo de labor apostólica ni a las personas que llevan a cabo esta actividad. Ésta es mi opinión, los invito a comentar y debatir para el crecimiento personal de todos los involucrados.

Hermanos, esta semana fue semana santa para todos los que nos llamamos católicos. Yo soy católica y desde pequeña observe a mi alrededor y me vi envuelta en las actividades que se realizan generalmente en estos días, viacrucis, fuego nuevo, misas, entre otras cosas.

En mi familia soy la menor, así que observé por años a mis hermanos mayores acudir a estas actividades, fui testigo en múltiples ocasiones su felicidad y su euforia al realizarlas y apenas tuve la oportunidad me integré a grupos apostólicos para vivirlas también, con la expectativa de experimentar esas emociones que tantas veces vi desde el exterior.

Pasaron varios años, estuve en varios grupos y en cada uno de ellos aprendí cosas invaluables, conocí a personas hermosas y experimente en carne propia todas esas emociones que tanto quería encontrar.

Les habló de esto porque este año fue el primero desde hace once años que llevé, en casi toda la semana, una rutina “normal”. Desde que tenía catorce años fui a pascuas, fui a comunidades de “misiones” o en otras ocasiones simplemente me fui de viaje, pero nunca había llevado una semana santa en la cual no rompiera con la rutina. Este año comenzó la semana y me sentí completamente fuera de lugar, eso me hizo tomarme la molestia de observar y analizar. Al hacer esto reforcé varias conclusiones que me gustaría compartirles.

La primera es que es muy fácil desvirtuar las cosas y volver una moda algo. Me sorprende que sencillo es perder el sentido de una actividad espiritual y volverla vana y vacía. No pretendo juzgar a nadie, claramente no puedo saber que hay en el corazón de cada persona, pero la hipocresía se ve y se siente a kilómetros de distancia. A todas esas personas que creen que ir a una comunidad y dejar sus “lujos” por una semana les brinda algún tipo de valor social, déjenme decirles que tienen muy confundidos sus conceptos, hacer eso no te hace mejor ni peor persona, sigues siendo la misma, sólo que en otro lugar y sin aire acondicionado. Así que si lo que buscas es la aprobación de nuestra sociedad elitista, mejor encuentra otra manera de obtenerla.

A eso llamo prostitución apostólica, a tomar el trabajo apostólico, que es un estilo de vida y compromiso personal, y degradarlo a una simple actividad que hacer una semana antes de irte a la playa. El apostolado no debería ser una moda, una actividad social ni mucho menos una cuestión de estatus social. Tratarlo de esa manera lo unico que ocasiona es que el esfuerzo de las personas que realmente realizan esa labor de corazón se vea opacado por la falsedad de aquellos que sólo están buscando cumplir con sus expectativas socioculturales.

Dejando esta parte a un lado, también se me hace importante compartir la segunda conclusión, porque creo que también es cierto que hay muchas personas con un corazón muy grande que realmente quieren ayudar, no todo es malo ni necesariamente viene de sentimientos negativos, pero que tengas una buena intención no quiere decir que tengas una buena razón para hacerlas. A que me refiero con esto; yo pienso que hay varias razones porque una persona decide que quiere acudir a una comunidad o a cualquier lugar donde se encuentre un grupo de personas vulnerables. Una de las más comunes es porque “nos hace sentir bien“, el hecho de hacer actividades altruistas nos hace sentir mejor con nosotros mismos, nos hace sentir mejores personas y considero que es completamente normal y no demerita nuestros actos altruistas, pero eso no quita que es una acción que viene desde una necesidad nuestra, es una cuestión individualista.

Otra razón generalmente es “lo hago por los demás, los estoy ayudando, ellos necesitan de mí, lo están esperando” esta es un poco más compleja, porque no es del todo individual, va de la mano con el interés por otra persona, el problema a mi manera de verlo es que se pueden hacer acciones buenas, con buenas intenciones que no necesariamente te van a llevar a buenos lugares. Creo que el sentimiento de “me necesitan” es reforzar el concepto del asistencialismo, en el cual las personas no son capaces de valerse por sí mismas y esperan a personas que “les den una ayuda”, contribuyendo al ciclo de nunca acabar.

La tercera razón viene de un sentido moral colectivo, está razón nace de la búsqueda del bien común, en la cual entiendes que tú como individuo eres parte de una sociedad y que esa sóla acción altruista no es suficiente, que sirve sólo como un parche para un problema gigante, pero entiendes que talvez esa es la mejor manera en la cual puedes contribuir a hacer una mejor comunidad o construir el proyecto del reino de Dios en esa etapa de tu vida.

No creo que ninguna razón sea mejor ni peor que otra, simplemente considero que ninguna es suficiente. Acudir a una semana a un lugar a donde jamás pretendes volver deja una marca demasiado superficial (al menos a nivel social) que sólo atiende a los intereses de los voluntarios de sentirse mejores con ellos mismos y a contribuir con el sistema asistencialista en el que nos desevolvemos. Creo que como sociedad tenemos que  redireccionar esos esfuerzos, analizar de que manera están fallando los sistemas y proponer mejores soluciones que sólo “llevar la palabra a todas partes”. Definitivamente (al menos mi católica interna eso piensa) es importante “transmitir la palabra”, pero creo que además de esa necesidad espiritual también hay necesidades básicas por las cuales las personas no pueden llegar a su realización, que actualmente son más importantes en la mayoría de los casos.

Soy incapaz de decirle a un padre de familia “no sólo de pan vive el hombre” si sé que se mata trabajando todos los días para que su familia no pase hambre. Una persona que no tiene que comer se va a preocupar primero por cubrir sus necesidades primarias y luego talvez se pondrá a pensar en su necesidad de trascendencia o el sentido de su vida. Estoy de acuerdo con que “las penas con Dios pesan menos”, pero también hay que recordar que nosotros somos los instrumentos en la tierra y que es nuestra responsabilidad hacer lo que este a nuestro alcance para ayudar a las demás personas.

Voluntad de mejorar y ayudarnos unos a otros hay, ahora sólo queda encontrar las mejores maneras para hacerlo.

 

Anuncios

6 pensamientos en “Prostitución apostólica

  1. Hola, en parte estoy de acuerdo y en parte no. Parti leyendo y estaba feliz porque te encontré muchisima razón. Es mas, mientras leía pensaba a todos los grupos de misiones y trabajos que iba a mandar el link. Todo hasta que llegue al final. No creo que saciar las necesidades materiales básica sea mas importante que transmitir el mensaje de Cristo. Si creo que es de suma urgencia ayudar en ese sentido, pero no creo que sea de mayor importancia que lo otro. Hace un par de años pensaba igual que tu. Es por esto que me meti como voluntaria a un proyecto social que ayuda a reparar los techos de algunas familias que se les llueve la casa. Aún así me di cuenta que transmitir la alegría de Dios a los demás es mucho más importante. Cuando le entregas un techo no le das felicidad eterna, no le das a conocer a una persona que lo quiere infinitamente, no le das un sentido para su vida, no le entregas algo que trasciende. Quiero reiterar que si creo urgente y demasiado necesario cubrir las necesidades básicas de las personas (por algo sigo dentro del proyecto), pero discrepo con tu idea de que esto sea prioridad. Es por esto mismo que cualquiera puede construir una casa o darle comida a una familia, pero no cualquiera puede hablarle de Jesus y transmitir la alegría de la resurrección. Muchas veces quienes mas tienen son los que mas soledad y tristeza sienten. Aunque paresca imposible, si tienes a Cristo aunque no tengas techo ni que comer, puedes ser feliz y esto lo se porque lo he visto con mis propios ojos.

    Me gusta

  2. Excelente análisis, me pareció muy acertado.
    Sin embargo concuerdo con Maria en que las necesidades básicas son tan importantes como la necesidad de trascendencia y de darle sentido a tu vida. Ya que en su libro “El hombre en busca del sentido” , Viktor Frankl expone que en los campos de concentración nazis, que se vivía un estado de carencia inhumana las personas eran capaces de desarrollar una vida espiritual, y las personas que trataban de apegarse a ese sentido de libertad espiritual fueron las que pudieron sobrevivir mejor al campo.
    Por eso es igual de importante satisfacer las necesidades básicas como las necesidades de trascendencia y autorrealización.

    Me gusta

    • Por supuesto que cuando dice que tenemos que resolver nuestras necesidades bàsicas no se refiere a las cosas materiales, en el caso del hombre que necesitaba el pan asì lo fue; lo que realmente se refiere es que antes de poder darle a la sociedad tenemos que estar completos nosotros mismos y al hacer este tipo de actos hay actividades que nos pueden llenar de Dios y no necesitamos estar en un pueblo para vivir como ellos, cuando vamos si bien nos abre los ojos y nos da la oportunidad de aprovechar y dar gracias lo que vivimos dìa a dìa sin ningún esfuerzo, un baño caliente, una cama que esperamos todos los dìas, una comida bien servida, en fin… muchas cosas tenemos al regresar de los “lugares necesitados”… pero en todo caso si nosotros resolvemos nuestra necesidad trascendental de Dios de esta forma, ¿còmo lo hacen los que NO tienen la oportunidad de ir a misiones? dìa a dìa… dijo un gran hombre, gente que se portó de la manera menos adecuada va a misiones para el perdòn de sus pecados o bien darle algo de sentido a su vida y al mundo… cosa que no hizo el resto del año… no esperemos a que nos hablen de Dios, hay que dar la iniciativa y siempre actuar con luz y esperar que esta actùe por si sola, años he ido a grupos apostòlicos, espirituales, como cualquier catòlico quiero suponer… y jamàs me habìa sentido tan completo con Dios en mi vida como cuando empecè a dar rides a personas que lo necesitaban, darle de comer al señor que tocaba la puerta de mi casa, darle un oìdo a la amiga que necesitaba NO ser juzgada, sentarme con una persona solitaria que necesitaba unas palabras de compañía y aceptar la familia que tengo y tratar de darle lo mejor que puedo dar, mi persona, porque efectivamente eso es lo que hacemos al ir de misiones damos nuestra persona y actuamos como herramienta para dar la palabra de Dios, eso es algo que podemos hacer los otros 358 dìas del año y no dejar que 7 días definan nuestra vocaciòn como catòlicos, amigos abran los ojos misiones es algo maravilloso para gente no sabe la forma de ayudar con Dios sin hablar de Èl, no estoy desestimando ir a misiones y dar catecismo ya que es algo que nos llena el corazòn, digo que hay más formas que son dìa a dìa y cuando lo cumplas, o bien si lo vives y sigues teniendo la necesidad de ir a misiones, VETE, VE A MISIONES, eres una persona COMPLETA has hecho lo que Jesùs quiso desde que vino a la tierra, vivir la palabra de Dios nuestro padre, la prostituciòn apostólica no pudieron ser adjetivos que vayan mejor con la actividad que realizan, que ya que prostituyen sus necesidades para satisfacer la de otros, es decir un arma de doble filo… te ayudo pero se que esto me va a ayudar también… ¿Incorrecto? no creo, ¿Cumple con la misiòn de Dios? eso se los dejo a su criterio…

      “Te amo para amarte no porque quiero que me ames, puesto nada me place como verte a tì felìz”

      Pd: Solo es una opiniòn, conozco lo defensores que pueden ser los fanaticos religiosos, si quieren cumplir con su palabra en misiones omitan las palabras que acaban de leer. Gracias y a ¡disfrutar la semana pascua! 🙂

      Me gusta

  3. Por supuesto que cuando dice que tenemos que resolver nuestras necesidades básicas no se refiere a las cosas materiales, en el caso del hombre que necesitaba el pan así lo fue; lo que realmente se refiere es que antes de poder darle a la sociedad tenemos que estar completos nosotros mismos y al hacer este tipo de actos hay actividades que nos pueden llenar de Dios y no necesitamos estar en un pueblo para poder comprender la palabra de Dios, cuando vamos si bien nos abre los ojos y nos da la oportunidad de aprovechar y dar gracias lo que vivimos día a día sin ningún esfuerzo, un baño caliente, una cama que esperamos todos los días, una comida bien servida, en fin… muchas cosas tenemos al regresar de los “lugares necesitados”… pero en todo caso si nosotros resolvemos nuestra necesidad trascendental de Dios de esta forma, ¿cómo lo hacen los que NO tienen la oportunidad de ir a misiones? día a día… dijo un gran hombre, gente que se portó de la manera menos adecuada va a misiones para el perdón de sus pecados o bien darle algo de sentido a su vida y al mundo… cosa que no hizo el resto del año… no esperemos a que nos hablen de Dios, hay que dar la iniciativa y siempre actuar con luz y esperar que esta actúe por sí sola, años he ido a grupos apostólicos, espirituales, como cualquier católico quiero suponer… y jamás me había sentido tan completo con Dios en mi vida como cuando empecé a dar ride a personas que lo necesitaban, darle de comer al señor que tocaba la puerta de mi casa, darle un oído a la amiga que necesitaba NO ser juzgada, sentarme con una persona solitaria que necesitaba unas palabras de compañía y aceptar la familia que tengo y tratar de darle lo mejor que puedo dar, mi persona, porque efectivamente eso es lo que hacemos al ir de misiones damos nuestra persona y actuamos como herramienta para dar la palabra de Dios, eso es algo que podemos hacer los otros 358 días del año y no dejar que 7 días definan nuestra vocación como católicos, amigos abran los ojos misiones es algo maravilloso para gente no sabe la forma de ayudar con Dios sin hablar de Él, no estoy desestimando ir a misiones y dar catecismo ya que es algo que nos llena el corazón, digo que hay más formas que son día a día y cuando lo cumplas, o bien si lo vives y sigues teniendo la necesidad de ir a misiones, VETE, VE A MISIONES, eres una persona COMPLETA has hecho lo que Jesús quiso desde que vino a la tierra, vivir la palabra de Dios nuestro padre, la prostitución apostólica no pudieron ser adjetivos que vayan mejor con la actividad que realizan, ya que prostituyen sus necesidades para satisfacer la de otros, es decir un arma de doble filo… te ayudo pero sé que esto me va a ayudar también… ¿Incorrecto? no creo, ¿Cumple con la misión de Dios? eso se los dejo a su criterio…

    “Te amo para amarte no porque quiero que me ames, puesto nada me place tanto como verte a ti feliz”

    Pd: Solo es una opinión, conozco lo defensores que pueden ser los fanáticos religiosos y no busco criticas ya que eso no me acerca o aleja de Dios. Son mis acciones día a día… Gracias y a ¡disfrutar la semana pascua! 🙂

    Me gusta

  4. Creo, honestamente, que esto es más que prostitución apostólica… creo que también hay una gran ignorancia y un pensamiento colonialista terrible.

    Muchos de los grupos que van a María Inmaculada han ido una y otra vez a las mismas comunidades. Nunca han dejado nada, ni siquiera una propuesta de seguimiento. Usan a las comunidades para sentirse buenos, incluso con buena intención, van nada más a convivir y a estar, sin tan siquiera preguntarse qué necesita realmente la comunidad, cómo se le puede ayudar y lo más importante, CÓMO DEJAR UNA IGLESIA AUTÓCTONA FUNCIONAL que no dependa de las personas de fuera.

    Una comunidad que recibe “misioneros” pero estos no se encargan de apoyar a que la misma comunidad se desarrolle, es una comunidad que vive una verdadera desgracia. Es, triste y lamentable el destino de estas comunidades.

    ¿Quieren ayudar a las comunidades? Comprométanse de por vida, den todo por ayudar, háganse amigos de la comunidad de por vida y no sólo unas horas. Comprométanse en los problemas de alcoholismo, de pobreza, de violencia contra las mujeres de la comunidad, contra los niños, de la falta de educación…

    Creo que hay mucha ignorancia, mucha, mala y bien intencionada. Un desconocimiento casi total del Evangelio y de la propuesta de Jesús; falta de tomarse en serio la misión; en fin… ojalá fuera posible ver todo esto.

    Un saludo lau.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s