Virilización de la violencia

Decir que estoy enojado sería reducir lo que está apretándome las entrañas a un simple afecto o berrinche.

[Nota aclaratoria: Hoy iba a escribir una crítica hacia las ‘misiones’ y los eventos juveniles de la semana santa y de cómo estos contribuyen a institucionalizar una doble moral y satisfacen una necesidad de autoafirmación humanista en la sociedad meridana. Iba a hacer, evidentemente, una autocrítica justa y necesaria y una propuesta hacia las verdaderas razones de una labor mal llamada apostólica. Pero decidí dejar ello para la próxima semana, con el riesgo de que nadie me lea porque anden sudando el Vía Crucis o comiendo su cremita de coco helada bajo la sensación térmica nivel infierno.]

Entonces no le pondré nombre a esto que estoy sintiendo pero que golpea todos y cada uno de los puntos de mi cuerpo: las declaraciones de Marcelino Perelló sobre la naturaleza de una violación, que se unen a una serie de declaraciones que, en mayor o menor escala, están haciendo que pierda la fe en este mundo tan jodido que vivimos, como la del presidente de la Corporación de Radio y Televisión Española diciendo que su país no vino a América a ‘conquistar’ sino que todo fue una ‘evangelización’, la propuesta de un ‘salario rosa’ (¿WHAT?) por parte de Alfredo del Mazo en el Estado de México, o el escarnio virtual -al estilo Luiselli- que se hizo la semana pasada a la #NiñaMachista y que no me parece que participe de los valores de personas que yo consideraba feministas en Mérida.

PERELLÓ 68Marcelino Perelló Valls es un líder de opinión en nuestro país: fue dirigente del movimiento estudiantil de 1968 y actualmente se desempeña como columnista del Excélsior, profesor de la UNAM, secretario general del Museo Universitario del Chopo y locutor de radio. Es precisamente a través de esta última función, en su programa Sentido contrario del pasado 28 de marzo que mencionó que introducir un objeto o los dedos en la vagina de una mujer “no es una violación”, pues para que este delito se consuma “tiene que haber verga. Esto lo dijo en un intento de análisis sobre la exoneración que el juez hizo a Diego Cruz, uno de los llamados ‘Porkys’, involucrados en la violación -VIOLACIÓN- de Daphne Fernández, bajo la justificación de que no fue fehacientemente comprobado.

IMG_3244

Por favor, relean cuando este documento dice: “un roce o frotamiento incidental no serían considerados como actos sexuales”. ¿A poco ahora hay una esencia metafísica detrás de las agresiones corporales?

Aquí dejo el audio del programa de radio en donde Perelló se echa la soga al cuello, donde propone una virilización de la violencia, donde incluso dice que a algunas mujeres les gusta que las violen: CLICK PARA EL VIDEO.

En el texto “Bienvenido al 2017 Marcelino Perelló”, Cynthia Hijar respondió al locutor:

“Quizás también te cuesta trabajo entender que al ser concebida como lo expresaste: “la violación implica necesariamente verga”, el poder judicial ha conseguido hacer que millones de denuncias sobre violencia sexual no procedan legalmente por no comprobarse la penetración. Es decir, que el hecho de que “la violación implique verga” tiene como resultado casos de abuso sexual no denunciados, y que otros tantos, que sí son denunciados, queden impunes”

 

Si eso dijo una persona que se supone tiene una formación académica y que lideró movimientos estudiantiles, ¿qué podemos esperar de aquellos asesinos que mandan matar a sus ex-esposas?, ¿qué podemos esperar de una sociedad que dice que una mujer merecía morir por accidentarse en un automóvil en el que no iba su esposo? Parece que “las mujeres” tuvieran que justificar que se les violó o se les asesinó por el hecho de ser mujeres, PERO la explicación debería formularse en otros términos: ¿Qué dicen las muertes de cómo se sigue tratando en una posición inferior -de menos fuerza, valor o condición- a los sujetos mujeres? Y ya sabemos que el género-sexo son lecturas sociales de los cuerpos, pero vayan a decirle a la mujer violada que su cuerpo es una lectura social del género y que todos somos iguales y todos somos queer y que si le introdujeron un palo de escoba no aplica. Vayan y luego me cuentan. Y va con mayúsculas: ¿TODAVÍA CREEN, QUERIDA SOCIEDAD NEOMACHISTA QUE SE VISTIÓ DE BLANCO Y MARCHÓ POR EL FRENTE NACIONAL POR LA FAMILIA, QUE NO NOS URGE UNA NUEVA REFORMA EDUCATIVA AL RESPECTO DE ESTOS TEMAS?

Vivimos en un país feminicida y sigue importando más el “pero ¿qué le metió?” y “¿a quién le sopla la nuca el vecino? que las pérdidas humanas que no entran en el pinche esencialismo machista del documento legal.

Ciudad de México a 7 de abril de 2017

David Loría.

Anuncios

Un pensamiento en “Virilización de la violencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s