MI HUMILDE OPINIÓN

Hace unos días tuve esta conversación:

 – ¿Ya viste el Face de ** ? Cómo que sube muchas fotos de su luna de miel ¿no crees?

 – Sí lo he notado, pues hay personas que les gusta compartir todo lo que hacen o probablemente no tiene memoria, ¿qué tiene de malo? –  le contesté.

– Yo creo que lo hace para que su ex vea lo feliz que está.

*Fin de la conversación*

Que si se toma muchas fotos es porque tiene problemas de autoestima o narcisismo, que si se la pasa viajando ¿de dónde sacará el dinero? ¿En qué momento trabaja?, que si está muy flaca ¿tendrá problemas de alimentación? ¿Será anoréxica?, que si está embarazada otra vez ¿será estúpida? ¿No sabrá controlar su calentura? , que si está muy gorda ¿por qué no se mete al gimnasio?, que si solo sube fotos con algunas amigas ¿cómo que ya lleva mucho tiempo soltera, no? ¿Será lesbiana?

Y podría seguir y seguir ya que nuestra opinión es una de las cosas que nunca se acaba, que probablemente la mayoría de las veces nadie te pide y que con el pretexto de que “es solo mía” crees que no afecta a nadie.

Opinar de las vidas de los demás en estos tiempos de historias y fotos infinitas se ha convertido en el hobby más habitual y de fácil acceso para todos. Pero sobretodo, hoy más que nunca las personas a las que les encanta el chisme son muy felices.

Tengo que admitir que de vez en cuando a mí me gusta subir fotos y hacer vídeos, tal vez no tantos pero me gusta compartir lo que hago. Me es grato ver que mis amigos entren a deportes nuevos, coman cosas deliciosas o que vayan a algún festival.  Es una realidad que me ahorra el hecho de hablar con ellos y preguntarles sobre sus vidas, prácticamente ya vi todo lo que podrían contarme. ¿Quién necesita un café para actualizarnos en estos días?

Cada persona tiene su propia ética de redes sociales, pero definitivamente también creo que somos lo que publicamos. Yucatán no está viviendo sus mejores tiempos y aunque suene absurdo se ve reflejado en nuestra página principal y esta regla de opinar sobre todo no se exenta en las noticias de carácter público.

“Que si subió un audio quejándose que ella vio todo, avisó y que los guardias no hicieron nada, ella paga mucho dinero como para que estas cosas estén sucediendo”. No se hicieron esperar comentarios de – mujer rica que cree que por pagar mucho dinero en su zona no debe morir nadie, qué esperaba si está viviendo en la cueva de los lobos, claro hasta que afecta a alguien con dinero se vuelve noticia. – Etc, etc.

Independientemente de la razón que sea, no debemos perder el objetivo de la noticia – HUBO UN ASESINATO – y eso está mal. Muchas veces por terminar peleando con otro porque no tiene la misma opinión, se desvía la atención del tema importante – NO MÁS MUERTES –.

Nuestra opinión es eso, algo nuestro. Pero es importante ser consiente que lo que ves no es siempre lo que está ocurriendo. Que nuestra opinión no nuble nuestro juicio y cuando sea el caso vive y deja vivir, ¿no te gusta lo que publica? No lo sigas. ¿No estás de acuerdo con él? Platícalo con él. ¿No estás segura de lo que estás diciendo? No lo digas. Hay personas que dan por hecho muchas cosas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s