El problema del sexo en la ciudad

Cuando vi por primera vez el inicio de la serie “Sex and the city”, me reí. Desde la primera escena pintaba ya una trama vacía y superficial, o eso creí.

No se los voy a negar. Tampoco es un programa de History Channel o National Geographic que venga a culturizarte sobremanera. Toda vez, si uno investiga y se da cuenta del contexto temporal y social de la época en la cual fue grabada la serie, es una sorpresa grata ver cómo se discuten abierta y disimuladamente tópicos tan actuales como el sida y otras enfermedades de transmisión sexual, los embarazos no deseados, la homosexualidad y la diversidad de parejas sexuales. Como casualidades,  infortunios, chismes y amigos de amigos, Carrie en los noventa nos da un adelanto de los 2000. Y ni siquiera lo sabíamos.

Con esta “apertura” a la sexualidad y a la identidad y expresión de género, uno pensaría que somos la sociedad más libre de nuestros tiempos. En principio, podría aparentarlo, pero ello no es una constante en todos lados. Por ejemplo, México continúa absteniéndose a considerar el aborto legal en todo el país a pesar de que el 57% de las mujeres mueren por realizarse estas prácticas de modo clandestino y se rompen récords mundiales con 33 abortos por cada mil embarazos (COMEGO) , tristemente, no todos en las mismas condiciones que aseguren la salud y vida de las mujeres.

Además, se tiene que casi el 50% (49.4% )de las mujeres de entre 15 y 29 años inician su vida sexual y no toman ningún método anticonceptivo (INEGI,2014) porque… ¡No esperaban tener relaciones sexuales! Y el problema no es que no exista una pastilla del día siguiente, suerte divina o el método del calendario te pueda salir perfecto, sino que comparando la edad del inicio de la vida sexual de la mayoría de las mujeres, la excusa de  “no planeaba tener relaciones sexuales”  y el estimado de esperanza de vida del mexicano de 76.7 años (hasta el 2015 según la OMS) , se tiene que tendrías entre 61 o 47 años de posible actividad sexual sin protección contra ETS.

Ahora bien, si como Carrie o Scarlett Johansson, la monogamia no resulta a la hora de la cama y lxs mexicanxs suelen tener un promedio de 7 parejas sexuales*, el problema del sexo en la ciudad es que no te has acostado con 7 sino 14, 21 o más personas.Todo depende del número de tus parejas sexuales.

¿A qué quiero llegar con esto?  Que podemos hablar de modernidad porque las escuelas acogen campañas de sexualidad y los condones se promocionan abiertamente en la televisión o las farmacias distribuyen más de 40 marcas (¡SEGURAS!**)  en el país, pero CON TODO, “no da tiempo”, “no hay dinero”, “no es lo mismo”… Hasta para divertirse por un gran rato, hay que planificarlo, tener dinero y no excusarnos: No prepares las velas ni el cuarto, sino el método o LOS métodos que en verdad te protejan a ti y otros.

-Monse.

*http://www.cronica.com.mx/notas/2012/638444.html
** http://www.profeco.gob.mx/revista/pdf/est_06/condones-nov06.pdf
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s