Abrir el corazón

“Cuando algo te hace muy feliz y a la vez te da un poco de miedo, es que es exactamente lo que necesitas”

Sentir que te falta el aire, náuseas, dudas, ganas de llorar, crisis de no saber si es correcto, supongo que hasta la persona con mayor autoestima siente temor ya que es una reacción natural del hombre, nos permite caminar con precaución para protegernos ante lo desconocido. Que al final terminemos tomando decisiones por las emociones del momento o sin pensar es definitivamente, otra cosa.

Sonará un poco tonto, pero… ¿alguna vez vieron la película de los Croods? (Por si acaso, spoiler alert) relata la historia de una familia primitiva encabezada por el padre de familia el cual solo tenía un objetivo, mantener a todos a salvo sea como sea y con base en esto su solución fue sencilla: ocultarse en una cueva, solo salir de día para comer y prácticamente temerle a todo aquello que fuera desconocido.

Independiente del resto de la historia al final gracias a cierto personaje conocen todo lo que alguna vez le habían temido… dispuestos a dar un salto de fe terminaron teniendo el viaje más revelador y hermoso de su vida.

Claramente somos nosotros. ¿Cuántas cosas no nos hemos perdido por miedo a fracasar? ¿Por miedo a salir lastimado? ¿Por miedo a no ser suficientemente bueno? Nos quedamos ocultos dentro de la cueva dejando pasar cada oportunidad de vivir algo nuevo, nos justificamos, buscamos defectos, nos convencemos sobre por que no es una buena idea… pero eso sí manteniendo la esperanza, sentados esperando que la oportunidad en el momento perfecto llegue.

Este texto va dedicado para ti, para mí y para todos aquellos que temen abrirse ante lo desconocido, donde un futuro es incierto, una historia a largo plazo no está clara, donde al principio la idea sonaba irreal y sin ilusiones, donde no hay manuales, donde un corazón roto es posible…

Un viaje, un trabajo, un nuevo amor… tantas cosas que pueden salir mal, tantas cosas que pueden ser un error, pero al final nunca lo sabremos si no lo intentamos ¿no?

Aquí estamos y aquí seguiremos, fingiendo ser valientes, aunque por dentro estemos llenos de dudas, hablando con nuestros seres queridos sobre nuestras inseguridades buscando consejo y fuerza para seguir en pie con la frente en alto… es correcta la suposición, definitivamente todo puede salir mal, pero…

“Solo imagina lo lindo que puede ser arriesgarse y que todo salga bien”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s