¿Hacia dónde vamos? La “temida” plática

Todos hemos estado en una relación en cualquier nivel preguntándonos a nosotros mismos: ¿a dónde va esto? o ¿Yo quiero que continúe la relación, que vaya más lejos, que haya algún cambio en ella? ¿Qué querrá la contraparte?
Es ahí donde llega la “temida plática”, donde muy probablemente alguna de las partes hace un display de sentimientos o deseos que quisiera descifrar si son aceptados o correspondidos.

Ahora bien, me pregunto yo ¡¿Por qué tiene que ser “TEMIDA” la “BENDITA” plática?!

Si eres tu quien siente la iniciativa de tener la plática ¿Por qué el miedo a no ser escuchado, correspondido, ser vulnerable o simplemente rechazado? o ¿Por qué posponer la plática, por qué no hablar de lo que sientes o no sientes por esa persona, de lo que quieres o no quieres de esa relación? ¿Por qué no hablar acerca de que aún lo estas descifrando? ¿Temes que se lo tomen a mal, grosero, o simplemente temes perder los beneficios por dejar en claro que no quieres lo mismo? De cualquier manera ¿Acaso vale la pena quedarse con la duda, vale la pena no tener las cosas claras? Yo creo que no. Porque tener las cosas claras lleva a tomar mejores decisiones.

También creo profundamente que la vulnerabilidad, la autenticidad y la franqueza son un ingrediente fundamental y de gran valor en estas pláticas para obtener de ellas lo mejor posible y creo que no hay razón o situación para avergonzar o avergonzarse de estas cualidades.

Actualmente la vulnerabilidad es subestimada por muchos, es percibida como una terrible debilidad, pero yo creo que esta es mucho más que eso. Analicémosla un poco más a fondo.

La vulnerabilidad viene del latín “vulnus” (herida) y el sufijo “abilis” (posibilidad). Podemos decir que ser vulnerable significa estar expuesto a la posibilidad de ser “herido”. Entiendo que puede ser aterrador exponerse a esto. No es nada agradable sentirse herido. Pero la vulnerabilidad también denota la posibilidad de recibir las mejores recompensas.

La vulnerabilidad, aunque puede ser una fuente de sentimientos y experiencias profundamente negativas y destructivas si te lo permites, también puede ser fuente de paz y en algunos casos armonía, amor y alegría. Sólo imagina exponer la más sincera versión de ti mismo sin barreras de protección, sin pretensiones, afrontando el miedo a ser heridos y recibir aceptación, apreciación y reciprocidad ¡Es HERMOSO! La vulnerabilidad propicia las mejores conexiones humanas, y tenerle miedo, solo impide que estas sucedan.

Esta hermosa vulnerabilidad no existe de manera positiva sin la autenticidad y la franqueza, van de la mano. La autenticidad surge de aceptarla y ser tú mismo y la franqueza de comunicarla con el mundo. La autenticidad es para contigo y la franqueza es para con los demás. Es completa honestidad.

A groso modo creo que mi mensaje es que, seas quien seas, estés en la relación en la que estés, seas el emisor o el receptor de la “temida plática”, Apréciala, respétala, agradécela y NO LA TEMAS.

Atte. Ana Valeria Baez Trejo. Su valiente emisor.

Inspiración: “Vulnerability is the source of shame, fear, struggle for worthiness, but also the source of worthiness, love, creativity, sense of belonging, and love” – Brené Brown (Investigadora) “The power of vulnerability” Ted Talks.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s