Uno vuelve siempre a los viejos sitios donde amó la vida

Dicen que uno vuelve siempre a los viejos sitios donde amó la vida. – Armando Tejada Gómez
Yo amé la vida hace 8 años, cada sábado de 2:00 PM a 6:30 PM, estando a 23 km de Mérida.

Durante tres años visité un aproximado de 150 veces una comunidad de 600 personas, ahí encontré un segundo hogar y más de una persona a la que terminaría considerando familia. 

Compartí esa experiencia con muchas personas, algunas fueron una vez, otras estuvieron en cada ocasión que podían y unos pocos no desperdiciaron ni un segundo de esos momentos que ahora tanto extrañamos. Cada persona lo vivió diferente y por diferentes razones, pero si de algo estoy segura es que cada uno dejó un poco de si mismo y se llevó mucho de algunos más. 

Mi memoria es muy mala, pero cuando funciona, funciona con citas, de canciones, de libros, de entrevistas y personas. En los tres años escuché muchas veces las mismas canciones y siempre me transportaban a los momentos que viví ahí, pero hubo dos de ellas que el último año me hacían sentir mucha nostalgia. Sabía que mi tiempo estaba agotándose, sabía que un ciclo se estaba cerrando y que estaba viviendo uno de esos momentos a los cuales siempre me remontaría cuando quisiera pensar en momentos cuando fui plena y feliz. 

La semana pasada escuché una de esas canciones. Hacía muchos años que no la escuchaba, me pegó tan de golpe y tan inesperado el sentimiento de nostalgia que tuve que contener mis lágrimas. Ese día me cuestioné porqué no había hecho tiempo para regresar a un lugar que sabía que genuinamente me había hecho tan feliz, a ver a personas que hacía mucho no me tomaba el tiempo para ver. Me dije a mi misma que esto no podía ser, si una parte de mi corazón realmente la había dejado ahí, tenía que ir a visitarla con una mayor frecuencia. 

Le comenté a algunas personas que quería ir, al final solo me pudo acompañar una, la misma que me acompaño casi todas las 150 veces. 

En la carretera estaba emocionada pero también ansiosa, tenía miedo de llegar y sentirme una extraña, que el tiempo y distancia hayan dejado una marca que no pudiera borrar. Apenas entramos sentí como ese miedo se iba poco a poco, pero aún no estaba segura. Nos estacionamos frente a LA casa, nos bajamos del coche y mi amiga -que espero nunca pierda su locura- gritó “¡ya llegue!”. Estábamos en casa, el sentimiento se había ido. 

Pasamos la tarde como la habíamos pasado tantas veces antes, la vida no era la misma ni las personas que estábamos ahí eran las mismas que solíamos ser, pero el cariño era el mismo.

 Home is where the heart is – dicho popular 

Anuncios

3 pensamientos en “Uno vuelve siempre a los viejos sitios donde amó la vida

  1. Me encantó Lau!
    Y siempre me pregunto lo mismo, ¿porqué un lugar que me hizo tan feliz no he vuelto? Y siento ese miedo que describes, que no me recuerden, q me sienta una extraña. Yo le di a los de kinder también y me da miedo volver y no reconocerlos porque algunos ya deben de ser pubertos, o me da más miedo que me reclamen porque nunca volví

    Le gusta a 1 persona

    • Muchas gracias Regina! Y ya se, la verdad si da miedo tener que responder a esa pregunta, pero sinceramente creo que aún así lo vale. A ver si nos vemos pronto para que te cuente! Mínimo para la posada (que hay que empezar a organizar jajaja)

      Me gusta

  2. Queridisima Lau, realmente importante es la reflexión que nos lleva a recapacitar sobre aquellos momentos y personas con las que disfrutamos parte de nuestra vida y luego quedan en un rincón. Ese es en realidad el secreto de la felicidad permanente, no separar de nosotros a las personas y los escenarios que nos producen ese estado espiritual y emotivo tan importante para la subsistencia del individuo.

    Te felicito por las reflexiones que ocupan tu tiempo y gracias por compartirlas.

    CBD

    ________________________________ De: EL ELEFANTE EN LA SALA Enviado: domingo, 13 de noviembre de 2016 11:42 a. m. Para: carlose_bates@hotmail.com Asunto: [New post] Uno vuelve siempre a los viejos sitios donde amó la vida

    Lau bates posted: “Dicen que uno vuelve siempre a los viejos sitios donde amó la vida. – Armando Tejada Gómez Yo amé la vida hace 8 años, cada sábado de 2:00 PM a 6:30 PM, estando a 23 km de Mérida. Durante tres años visité un aproximado de 150 veces una comunidad de 600 “

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s