Nada como una buena cerveza

Es sábado por la noche, entre mis planes del día, además de ser una persona súper productiva, en mi mente solo tenía  “terminar pendientes” “pendiente y más pendientes”. Pasé de ser una persona relajada con la gran capacidad de permitir que el mundo pasara encima de mí, a sentirme agobiada y estresada 24/7. Por más que obvias razones, cuando llega el fin de semana lo único que quiero hacer es: Netflix y tener algún snack chocolatoso en mi vida.

Y como todo siempre, nada sale como lo planeamos, incluso hasta nuestros planes de fines de semana. Hoy mi momento de paz y tranquilidad con mi fiel y noble compañero (Netflix) fue perturbado cuando un mensaje llegó a mi celular: “¿Qué harás hoy? Tengo sed de la mala”.

Este no es un post para fomentar el alcohol, incluso ni siquiera me considero una bebedora habitual y experta, sin embargo, una cervecita de vez en cuando no le hace mal a nadie, ¿no? Y es que la cuestión no es solo la bebida, si no lo que engloba el concepto de esta, fomentar la reunión, el relajo, sentirse a gusto con buena charla con amigos, de esas que pasada la noche se convierten cada vez mas honestas.

Para ti tal vez sea el vino, una taza de café o una de té, en realidad no sé en qué momento todos se volvieron amantes de una buena botella de vino, pero el punto es esa necesidad de relajación después de un día pesado.

Desgraciadamente, como siempre, debemos tomar en cuenta que los excesos son malos, sobretodo con el alcohol, a pesar de ser una droga legal eso no implica que pueda hacerte menos daño que una “ilegal”. Cuando tomamos , poco a poco nos vamos sintiendo mejor y muchas personas quieren que ese “me la estoy pasando bien” continué o se mantenga. Sin embargo, conforme pasan los efectos uno cada vez es menos consiente de sus actos. ¿Cuántos de nosotros no han enviado un mensaje a aquella persona que más extrañábamos? ¿Cuántos de nosotros no hemos tenido un amig@ que termine llorando inconsolablemente en la borrachera? ¿Cuántos de nosotros hemos tenido un total blackout de la noche anterior?

¿Cuánta gente no ha muerto gracias a conductores alcoholizados?

Tomar puede ser divertido, incluso bueno para ti mismo siempre y cuando lo hagas con moderación. No hay nada mejor que una buena cerveza incluso para ahogar penas, pero que sean solo ellas las que terminen en el fondo del tarro. De nada servirán las N cantidad de botellas que nos tomemos para olvidar algo. El alcohol nunca será una salida. Al final lo único que logramos es exponernos a nosotros mismo y a la gente de nuestro alrededor.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s