Justicia obsoleta

Hace como 2 o 3 semanas entraron a robar al taller, y como es de esperarse, 2 escaleras y 2 herramientas fueron parte de las bajas de dicho suceso. No es la primera vez que me roban, en lo que llevo de mis 24 años de vida ya fui testigo de 1 robo en mi casa, 1 en mi ex oficina y 2 del taller (además del que ahora les cuento) y como en la gran mayoría de las conclusiones, en ninguno se atrapó al culpable. Sin embargo, esta vez la historia fue diferente.

Pasada la media noche del día domingo, mis vecinos vieron a alguien caminando sospechosamente, lo siguieron y lo vieron cometiendo el delito. Lo agarraron, lo golpearon (no era la primera vez que ese chavo robaba, él era el responsable de los robos de la zona y nunca lo atrapaban), casualmente pasó una patrulla y decidieron llamarla. A las pocas horas, la patrulla se lleva al ladrón junto con las herramientas para ponerlas en resguardo.

Para nuestra mala suerte, los vecinos no tienen nuestros números, así que hasta el lunes en la mañana nos enteramos de lo que había ocurrido, lo primero que nos dicen es “lo atrapamos, la policía se lo llevo”.

Problema #1: ¿dónde está?

Como ciudadanos ignorantes, no conocemos exactamente cómo funcionan estos procesos. Estuvimos dando vueltas,fuimos a la agencia responsable de la zona, de ahí nos mandaron a la fiscalía pero “si atraparon al culpable debe estar en jurídico”. Entonces viene el chiste….

Lo soltaron.

El delito ocurrió domingo, como no hubo denuncia no pueden retenerlo mas de 13 horas (no es broma, eso me dijeron), por lo tanto en la madrugada lo dejaron libre. No importa si lo atraparon  al momento y con las cosas. No importa si ya tuviera antecedentes de otros delitos, salió.

Problema #2: los objetos.

Mi papá no lo tomó bien, el saber que el culpable se había ido lo enfureció, de mala manera preguntamos por nuestras cosas, solo habían aparecido 3 pero si queremos recuperarlas tenemos que comprobar que eran nuestras, facturas, testigos, RFC, lo habitual, tiene sentido, regresaríamos ya con todo. Lo siguiente era meter la denuncia, sin embargo pensamos primero asesorarnos antes de hacer algún movimiento, queríamos justicia, ¡ya hay un culpable! ¡La historia debe ser diferente!

Problema #3: denuncia o no denuncia.

Nuestro primer movimiento fue meter un oficio (pff, burocracia) solicitando la devolución de los objetos y alguna documentación del robo. El mismo día nos informan que no será posible la devolución ya que había una carpeta de investigación abierta. Alguien ya había levantado la denuncia, por lo tanto los objetos no se pueden entregar.

– Pero señorita, ninguno de nosotros a levantado nada, ¿quién la hizo? ¿Sabe el número de carpeta? ¿Algo? (En teoría, si la investigación ya estaba abierta sería algo bueno, un paso menos que hacer).

– No señor, yo no tengo esa información, posiblemente en fiscalía le digan algo.

Ya en fiscalía…

-No señor no hay nada con el nombre de esa persona. ¿Seguros que hay carpeta? Averigüen bien en jurídico. Que les den un número o algo.

-Señorita, de ahí venimos..

De regreso en jurídico.

– Yo no tengo ninguna información, esperen a que les contesten el oficio en 3 o 5 días hábiles.

Pasan los días y el abogado habla por teléfono, resulta que siempre no hay ninguna denuncia, sí nos pueden devolver las cosas.

Dos días después llegamos a las 12 el abogado, tres empleados para testificar y yo junto con toda la documentación necesaria para comprobar que son de mi propiedad. Después de una hora y media de espera nos atienden, reciben nuestra documentación, después de otros 40 minutos nos dicen que todo esta correcto, sí podrán regresar las cosas… pero entre pláticas y emoción, alguien de nosotros dice la palabra denuncia y de repente, de la nada un hombre en el fondo le dice a la señorita que necesita hablar con ella ahorita , después termina de atendernos. 2:40 p.m. (el lugar cierra a las 3) regresa la señorita…

-Aquí tiene su oficio de respuesta.

– Muchas gracias señorita, ¿dónde nos van a entregar las cosas?

-Lea en oficio y cualquier duda me avisa..

-Pero señorita ¿es aquí con usted?

-No nos van a entregar las cosas- me comenta el abogado. Incluso tuvimos que leerlo dos veces, ¿qué había pasado?, ¡por qué cambiaron de opinión! Muy frustrados regresamos con la señorita.

-Mi jefe escuchó que iban a meter denuncia, entonces me hizo hacer otro oficio para cambiar la respuesta. Si la hacen, necesitamos los objetos para sacar pruebas, huellas, evidencia. Además, toda vía recuerdan a tu papá y por eso tampoco quiere ayudar.

-¡Pero cómo puede ser posible! Queremos hablar con tu jefe.

-No está, ya salió.

Conclusión:

Si quiero recuperar mis cosas tengo que hacer un oficio diciendo que no levantaré denuncia.

Realidad:

Hablando con mi amigo abogado nos hace ver que pensemos dos veces lo de la denuncia, ¿realmente vale la pena el objeto que no aparece? ( creo que no se los mencioné, la herramienta mas cara no apareció) Económicamente hablando las vueltas, el abogado, la gasolina, las posibles mordidas y frustraciones ¿valen la pena por 4 o 5 mil pesos?

Hace unos días me enteré que no te aceptan denuncia por menos de 7 mil pesos, no se que tan verídico sea esto.

Conclusión 2. 0

El culpable libre y  nosotros aquí luchando para que nos devuelvan las cosas, luego uno termina cobrando justicia por su propia mano y te terminan acusando a ti. Vaya sistema de justicia….

Aprendan de mis errores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s