Amores imperfectos

Soy de la generación de niñas que crecieron viendo películas de princesas esperando a su príncipe azul. Con ello aprendí que de algún modo necesito ser rescatada, para sentirme realizada y sin él no estoy completa.

Creces y esa espera se convierte en esperanza. Pensamos que ser humano que entra a nuestra vida es el ideal. Pero entonces te das cuenta que dos personas perfectas no existen, todos tenemos situaciones de las cuales nos arrepentimos, todos tenemos un pasado, un presente y un futuro, cada uno cuenta con una propia historia, con diferentes experiencias y con diferentes expectativas de lo que busca en ese momento.

A veces dos personas que posiblemente sean perfectas por fin se conocen pero con el tiempo las metas de cada uno los separan.

A veces dos personas que posiblemente sean perfectas por fin se conocen pero al final se dan cuenta que buscan cosas diferentes.

A veces dos personas que posiblemente sean perfectas por fin se conocen pero fue demasiado pronto y el amor tarde o temprano se termina.

A veces dos personas que posiblemente sean perfectas por fin se conocen pero ya había otro ocupando el lugar.

No solo se trata de encontrar cierta “conexión”, sino que también debe haber cierta sintonía de los tiempos, encontrarse en el momento adecuado, mientras tanto no olvidemos que somos independientes y que no necesitamos a otro para ser feliz.

Cuando por fin lo encontremos debemos entender que siempre habrá problemas y desacuerdos. Por lo tanto la perfección de una relación radicará en la manera en la que resuelvan sus problemas y adversidades, en los sentimientos de uno por el otro y en el convencimiento de que un “Nosotros” vale la pena.

Aceptar que lo ideal no existe en ningún momento significa caer en una mediocridad infinita, llena de aceptaciones, sacrificios y preocupaciones. Casi siempre somos conscientes de la situación, casi siempre sabemos exactamente lo que debemos de hacer, pero esa ilusión nos impide irnos. Por miedo a no saber si alguien más vendrá, por miedo a no saber si este será.

El amor es algo que siempre estará ahí en películas románticas, en tus padres, en tus amigos, en tus mascotas. Algo que sabes que es hermoso y que vale la pena tener algún día, tal vez no hoy, no ahora, pero en algún punto deseamos disfrutar el estar acompañados y tener un testigo de nuestros logros y fracasos.

Al final es solo un juego, una moneda al aire. Algo que duele cuando se pierde y que se siente muy bien cuando se gana. La intriga del marcador final durante el desarrollo de la historia será la única razón por la cual la esperanza de ganar siempre sea la última que muera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s