Tomar el fresco

Para los ricos lo público es de pobres y para los pobres lo público es del gobierno. Los ricos no lo utilizan y los pobres lo padecen.

Esta es la realidad de cómo percibimos el espacio público en México y en gran parte de Latinoamérica, bajo esta lógica ilógica, en lugar de entender que lo público es público, es decir, es de todos, todos asumimos que lo público es de alguien más y por eso no hay que cuidarlo ni invertir en él.

Me decía mi hermano que el espacio público debiera ser una extensión de tu casa. Cuanta razón tenía. Si pensamos en modelos de ciudades europeas desarrolladas, cruzarán por nuestras mentes parques bien cuidados, transporte público de calidad y calles bien pavimentadas, independientemente si se trata de personas pertencientes a una clase económica alta o de una baja todos pueden disfrutar ampliamente de su ciudad, no es necesaria una gran casa para vivir bien. ¿Quién necesita una gran casa cuando su patio es un parque?

Desgraciadamente, la falta de espacios públicos de calidad en nuestro país incide principalmente en la gente de escasos recursos y aumenta drásticamente la desigualdaad creando “clases de ciudadanos”, los que pueden pagar espacios de esparcimiento de calidad, y los que sufrenel descuido de su ciudad.

Llevo un año viviendo en la Ciudad de México y desde que llegué me dí cuenta que es una gran ciudad para vivir y una de las más impresionantes del mundo, comparable con Barcelona, Buenos Aires o cualquier ciudad europea, sin embargo ésto sólo aplica si tienes los recursos para tener un automóvil propio, dinero para pagar una educación decente y para vivir en una zona segura y bonita, y tener tu casa relativamente cerca de tu trabajo.

Si eres parte del 90% de la población que tiene que trasladarse por más de una hora y media en un transporte público sobrepoblado, sucio y roto, que habita en zonas en donde el robo a mano armada es lo cotidiano y en donde en lugar de ver el verde de los árboles uno solo ve el gris concreto y del smog, quizás no es una ciudad tan maravillosa para vivir.

Cuando pienso en este tipo de cosas no puedo evitar extrañar en una ciudad en donde todos, en todas partes pueden “tomar el fresco” a gusto, y desear que en ella no se olvide entender que lo público también es mío.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s