ÉPOCA DE GRADUACIONES

Cuando termina tercero de prepa una de las decisiones más importantes de tu vida es qué carrera estudiarás, incluso es tanta la presión de tu alrededor que desde primer año dicha interrogante ya está circulando por tu mente.

Una vez dentro, si eres como la mayoría que no tienen ni idea de hasta como existir, no dejarás de cuestionarte si aquello es para ti, cada semana de entregas o exámenes, vivirás con el: ¿me veo haciendo esto toda la vida?

Algunos se quedan, otros se van. Al final la meta es la misma: terminar.

Cada fin de semestre como es de costumbre se celebran miles y miles de graduaciones, jóvenes recién egresados sedientos de triunfo y llenos de motivación salen a las calles.

Además de nuestra familia, otra prioridad en nuestra vida es nuestra profesión, gran parte de lo que forma la sociedad activa de un país son los trabajos que genera y la manera en la que sus mismos ciudadanos los desempeñan.  Entonces vienen a mí estas preguntas:

  • ¿Cuál es tu motivación en el trabajo? ¿Es el dinero? ¿Ganar experiencia?
  • ¿De qué manera tu profesión beneficia a la sociedad? ¿Trabajas para ti o para otros?

Cuantas veces nos quejamos de que México es un asco, políticos corruptos, que las empresas no ven por su clientes, que los empleados no hacen su trabajo, que tu jefe es un maldito, que en tu trabajo hay favoritismo, que no nos pagan lo suficiente; pero somos los primeros en dar una mordida para realizar un trámite más rápido, saboteamos al compañero para que a nosotros nos den el mérito, no explicamos ni damos ayuda a los nuevos porque a nosotros nadie nos ayudó.

Con el tiempo, frustrados licenciados, arquitectos, ingenieros, maestros, doctores, que no están contentos con lo que hacen,  solo trabajan mediocremente haciendo “lo necesario”, esto genera una cadena donde al final los que son eficientes son sobrecargados y los que no, simplemente, ahí están, haciendo nada, aportando nada.

¿Sigues pensando igual sobre tu profesión en comparación a tu primer año de egresado?

Tengo mucha fe en estas nuevas generaciones, rompamos los esquemas y los vicios, no apliquemos la venganza como muchos maestros lo hacen,”como me lo hicieron a mí, yo también te lo hago”

La escuela no hace al estudiante, cada nuevo egresado no es competencia, son nuevos compañeros, nuevos miembros de equipo, son diversidad, son razones para esforzarte y no quedarte en tu zona de confort.

No trabajemos solo para beneficio nuestro. Participemos positivamente y generemos cambios en nuestros entornos. Nuevamente cuestiónense:

¿De qué manera puedo mejorar mi sociedad utilizando mi profesión?

MARIANA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s