I ask you to remember…

He llegado a notar que muchas veces nos gusta negar ciertas partes de nuestra vida, tal vez por decisiones que tomamos, tal vez porque son recuerdos que no podremos repetir, sea como sea decidimos hacer como si nunca hubieran pasado.

No podemos negar nuestro pasado, sería casi como negarnos a nosotros mismos. Para resaltar la importancia de esta idea hoy decidí compartir una pequeña parte de lo que me ha traído aquí. A veces es mejor empezar una historia por el final, en este caso lo único que hay que decir es que tuvo un final.

Todo explotó un día como cualquier otro, de esos en los que no creías que nada relevante pasaría, esos son los peores. Ahora que el tiempo me deja verlo a la distancia casi me hace preguntarme si fue real… pero luego recuerdo las punzadas que poco a poco fueron desapareciendo, esas que me hacían estremecer y tener que apretar mis brazos contra mi cuerpo toda la noche para evitar que se caiga a pedazos, entonces recuerdo lo real que fue.

Eventualmente el dolor pasó y después siguió el entumecimiento, pensé que mi cuerpo había aguantado tanto dolor que simplemente dejó un adormecimiento posterior, como cuando haces demasiado ejercicio y ya casi no sientes tu cuerpo, tal vez eso fue… traté de exigirle de más. Luego eso también fue pasando, la música ya no era mala, el silencio ya no daba miedo y las sonrisas ya no eran fingidas… fue entonces que lo comprendí; haberme ido antes hubiera sido un error, todas las preguntas tenían respuesta, sólo que aún no era momento de que fueran escuchadas.

Todo había sido necesario y había sido perfecto, fue todo lo que necesitaba que fuera para no dejar nada que reconsiderar.

“People change. Feelings change. It doesn’t mean that the love once shared wasn’t true and real. It simply just means that sometimes when people grow, they grow apart.”- 500 Days of summer 

Me siento profundamente agradecida de haber vivido lo que viví porque sin estos años no sería la persona que soy; en ellos tuve la oportunidad de aprender a escuchar los silencios, darme cuenta de la importancia de las palabras, entender que tener la razón no siempre es lo más importante, descubrir que sí se puede sonreír todos los días… que las únicas personas que entienden lo que pasa en una relación son las que están en ella, comprender que las palabras de cariño más importantes son las que no buscan una respuesta y por último, aprendí a dejar ir. Por todo esto y mucho mucho más sólo quiero decir gracias.

Creo que hay personas que mucho antes que yo -y seguramente de una mejor y más profunda manera- han comprendido que lo importante es lo que te llevas de las experiencias y lo que aportas a los demás, aunque no todo dure para siempre.

“I don’t ask you to love me always like this but I ask you to remember. Somewhere inside of me there will always be the person I am tonight.” – F. Scott Fitzgerald, Tender Is the Night

Nuestra alma se conforma de pequeñas partes que otras personas nos regalaron y partes de la nuestra que decidimos compartir con ellos, eso a lo largo de nuestra vida siempre nos acompañará y formará parte de nosotros. No nos dejemos influenciar por los pensamientos negativos que creemos que debemos de sentir porque eso es lo “normal”, a veces eso no es lo más saludable… llevemos los procesos que debamos de llevar y al final tratemos de celebrar lo que somos y lo que nos llevó ahí.

– Laura Bates

3 de Julio, 2016.

Anuncios

2 pensamientos en “I ask you to remember…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s