#AxanDecide

Los que son mis amigos en Facebook probablemente hayan visto que la semana pasada compartí un nota que habla sobre el pequeño Axan, un pequeño niño que ahora se ha vuelto un famoso y quisiera resumirles parte de su historia.

Axan es un niño de tan solo cuatro años que nació en Estados Unidos pero su mamá, siendo ésta mexicana, decidió regresar a vivir a México y traerlo consigo, cabe mencionar que es una familia uniparental y éste fue concebido in vitro. Desde su concepción Axan fue diferente.

Axan fue criado por su madre de una forma muy diferente a la mayoría de nosotros, se le inculcó desde que era un bebé que él sería el único que decidiera sobre su cuerpo y así fue como él, a pesar de que otro familiares insistían en lo contrario, decidió tener el pelo largo.

Al regresar a México su madre decidió que lo inscribiría a una escuela particular y así lo hizo pero el problema empezó cuando al terminar el primer día de clase, la coordinadora del preescolar le dijo a su mamá que Axan tenía que cortarse el pelo por que el reglamento de la escuela no permitía que los niños varones tengan el pelo largo.

Su mamá decidió empezar una lucha jurídica en contra de la escuela y buscó el apoyo de la sociedad a través de change.org (les recomiendo que la visiten) y ella recibió el apoyo de mucha gente pero también se topó con una sociedad conservadora.

Ahora les cuento algo sobre mi.

Eran mediados de julio del dos mil doce y era el primer día en el que yo tenía contacto con mi ahora Alma Mater. Fui a inscribirme y eran los últimos días para hacerlo. Como cada verano pasaba las vacaciones mayormente en la playa y ese día regresé únicamente para inscribirme. Recuerdo muy bien que tenía una bermuda de color azul con una polo roja y unas chanclas azules, bronceado y despeinado, con ansias de regresar de nuevo a Chelem y mis cuatro fotografías tamaño infantil con demás documentos pertinentes. Llegué a la oficina y me encontré a una muchacha alta que realizaba el mismo trámite que yo y varios trabajadores del otro lado del mostrador. Empecé mi trámite y todo iba muy bien cuando la última puerta al fondo de la oficina se abrió y salió una señora, por la respuesta de los trabajadores noté inmediatamente que era la jefa.

– A ese niño no le acepten ni un papel- dijo ella.

Los trabajadores se quedaron callados.

– ¿Por qué? – dije y en verdad no tenía idea de qué estaba pasando

El silencio invadió la oficina y nadie dijo absolutamente nada. Tuve que repetir la pregunta.

– Por que mira como vienes vestido estás en una universidad y debes tener respeto, por eso no te vamos aceptar ningún papel hasta que regreses bien vestido- dijo.

Cabe recalcar que quedaba media hora para que cierre la oficina y por las distancias era imposible ir y regresa de mi casa a tiempo.

Tengo que admitir que cuando la mujer tomó la manija para girarla y salir de la oficina le dije: – Esas son ganas de joder gente- .

– Lárgate de esta oficina y yo me voy a encargar de que no estudies en esta universidad- gritó mientras los trabajadores se encogían en sus sillas.

– Es que en ningún lado dice que por estar vestido así no podría inscribirme y no se me hace justo – le dije.

– No te vamos a aceptar ningún papel hasta que vengas bien vestido y le pidas una disculpa a todos en esta oficina- dijo muy irritada.

– ¿Me disculpan?- Parecía que le hablaba a una pared. Los trabajadores estaban petrificados.

– Yo si te disculpo- dijo la única persona que me contestó en ese momento y fue la muchacha alta y morena que estaba inscribiéndose y creo que gracias a esas palabras es que estudio en la UADY.

Estudio derecho y después de discutirlo con varios colegas y profesores hemos llegado a la conclusión de que como representantes del sistema jurídico, de tribunales, de instituciones públicas, es importante que nuestra imagen respeten las solemnidades, pero nunca basarse en este respeto para excluir a alguien de ese sistema.

La mamá de Axan recibió muchas críticas después de haber buscado el apoyo de las instituciones públicas para que su hijo pudiera ir a la escuela con el pelo como él quisiera. Le decían que era una madre que solo consentía a su hijo, que era un capricho que ésta le seguía y solo estaba maleducando a su hijo. Ella dice que cambiar a su hijo era la decisión más fácil y se hubiera ahorrado tiempo, dinero y sobre todo ofensas pero sabía que no era solo la lucha por las decisiones de su hijo sino que luchaba para que todas las personas que les privaban de su derecho a la educación por cuestiones de cualquier tipo de estereotipo sepan que tenían que exigirlo.

Los reglamentos internos en grupos, escuelas o instituciones no están mal, lo que es incorrecto es cuando sus preceptos se basan en cualquier tipo de discriminación a tal grado que es más importante ganar una pelea jurídica sin argumentos y discriminando que prohibirles el acceso a institución pública por qué tan largo esté su pelo o qué ropa traiga puesta.

Un aplauso a la Suprema Corte de Justicia que le dio el gane Axan y a los millones de estudiantes que son discriminados por la ropa que llevan, el largo de su pelo, los tatuajes que tienen, el color de sus uñas, el peinado que traen y demás banalidades que nunca deben prohibirnos el derecho a la educación.

Y si a las escuelas conservadoras no les gustara esto pero hoy #AxanDecide

Les dejo el link de la nota

http://www.sdpnoticias.com/estilo-de-vida/2016/05/03/axandecide-y-gana-escuela-debera-pagar-96-mil-pesos-por-danos

PS: Iba a narrar una historia similiar que le ocurrió a Gandhi cuando lo invitaron a una boda pero por falta de tiempo y por ser demasiado el texto prefiero que la busquen y la lean, se los recomiendo.

PS: 11:57

 

Anuncios

4 pensamientos en “#AxanDecide

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s