El compromiso de hacer pública una opinión

 

Hoy se cumple un mes desde que escribimos por primera vez en este blog. El tema de hoy era el primero del cual quise hablar pero por exceso de actividades no pude hacerlo.

Debo confesar que nunca antes había escrito y mucho menos había hecho pública alguna opinión mía, más que aquellos estados de Facebook. Debo confesarles también que al escribir cada publicación sentía inseguridad o ansiedad por las opiniones que emití y me preguntaba a mi mismo ¿qué pensará esta persona de mi publicación? ¿qué dirá este grupo sobre mi? ¿harán críticas destructivas por lo que he publicado? Hasta ahora no lo sé, pero sí me han cuestionado “¿pará qué lo haces?”, “¿te pagan?”, “¿qué ganas?” Yo creo que todos tenemos algo que compartir.

Compartimos opiniones, situaciones o experiencias propias pero de todas éstas las que más responsabilidad conllevan, creo yo, son nuestras opiniones.

Hay un famoso dicho que corre en redes sociales que dice “El mundo no cambia con tu opinión sino con tu ejemplo” ignoro la autoría, pero lo considero completamente acertado. Y es justamente de lo que quiero hablar hoy.

El ejemplo arrastra, mi opinión tal vez no. Tal vez motive a alguien o tal vez no lo haga, todo depende de la coherencia que haya entre lo que escribo y lo que hago; y a eso, le llamamos congruencia.

La primera vez que escuché esa palabra fue cuando tenía 15 años. Era un viernes por la tarde en una de aquellas juntas de valores cuando un dirigente la mencionó por primera vez pero no entendí su significado hasta que, luego de preguntarle, la definió de una forma muy sencilla: Hacer, pensar y decir lo mismo. Desde aquel día quedé marcado con ese concepto y le di relevancia en mi vida, mucha.

Sencillo es definirlo, difícil es practicarlo.

Esta palabra, con tanto significado, viene del latín congruentia que significa convenir, coincidir, algo que conlleva una relación lógica. Ese significado es aquel que me causa inseguridad a la hora de redactar ya que para poder escribir sobre un tema en particular sé que debo ser completamente coherente con mis palabras y mi actuar, sé que el tema que escoja conlleva un compromiso de por medio y esas son las razones por las cuales he escogido – y escogeré- temas para comprometerme.

Sé que si escribo sobre mis fracasos y mis futuras victorias, es por que trabajo para eso, si hablo sobre fomentar la libertad entre las mujeres es porque procuro hacerlo día con día y sé que si hablo sobre cómo podemos reciclar más las cosas que utilizamos diariamente entonces debo ser el primero en hacerlo. Cada vez que termino de escribir lo leo nuevamente y me pregunto ¿Lo hago? ¿Puedo lograrlo?.

Mi respuesta es sí, y mientras más difícil y complicado sea el tema y el compromiso, más lo haré porque sé que conlleva comprometer mi credibilidad y mi congruencia.

Ese es el compromiso de hacer pública una opinión: la congruencia.

Anuncios

Un pensamiento en “El compromiso de hacer pública una opinión

  1. Te entiendo. Hay temas que todavía no se como plantear por lo mismo, al final concluyo, así como espero que alguien se motive y se identifique, lo tomo como un compromiso ante todos de cambiar.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s